La cantidad de dinero en circulación existente en un mercado se denomina oferta monetaria; en una economía que utilice dinero-mercancía, la oferta monetaria es la cantidad de esa mercancía. En el caso de un sistema que maneje dinero fiduciario (como la mayoría de las economías actuales) el Gobierno controla la oferta monetaria a través de restricciones legales que le otorgan el poder de imprimir dinero. Del mismo modo como el Gobierno administra los instrumentos para el control de los impuestos y el nivel de compras del Estado; gestiona la cantidad de dinero. Su control se denomina política monetaria.

La manera cómo los cambios en la oferta monetaria influyen en la economía ha sido una discusión de larga data entre los macroeconomistas.

Perspectivas históricas 

Los monetaristas sostienen que los cambios en la oferta monetaria tiene un efecto importante sobre la demanda agregada; lo que, a su vez, afecta la inflación y la balanza de pagos. Esta propuesta genera, a largo plazo, consecuencias pequeñas o nulas sobre el producto y el desempleo.

Los keynesianos argumentan que los cambios en la oferta monetaria tienen un efecto sobre la demanda agregada bastante incierto. No obstante, cualquier cambio que se produzca en la demanda agregada afectará al producto y al empleo; así como a la inflación y a la balanza de pagos, dependiendo del grado de utilización de los recursos de la economía. A causa de este vínculo bastante incierto entre la oferta monetaria y la demanda agregada, los keynesianos sostienen que el Gobierno debería tratar de influir sobre la demanda agregada de manera directa a través de la política fiscal.

Banco central

En muchos países, el control del dinero se delega en una institución parcialmente independiente llamada banco central; en el caso español, se denomina Banco de España. Por otra parte, el banco central de Estados Unidos es la Reserva Federal, a menudo llamada Fed. Si observa de forma detallada al billete de dólar estadounidense, verá que se denomina billete de la “Reserva Federal”. Conviene distinguir que los miembros de la junta de la Reserva Federal Estadounidense, nombrados por el presidente y confirmados por el Congreso, deciden la oferta monetaria.

El banco central controla el flujo de dinero, en principio, por medio de las operaciones de mercado abierto; es decir, de la compra-venta de bonos del Estado.

Cuando el banco central quiere aumentar la oferta monetaria, utiliza parte del dinero para comprar bonos del Estado al público; al abandonar la Institución y pasar a manos del público, se exalta la masa de dinero en circulación. Por el contrario, cuando el banco central quiere reducir la oferta monetaria, vende algunos de sus bonos del Estado; esta venta de mercado abierto retira parte del dinero del público con el objetivo de reducir el volumen de billetes.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra , pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
expand_less