In Nuevas tecnologias

Cada día son más los avances en distintas áreas que logran cambiar al mundo. A mediados de los años setenta los inventos que hoy son comunes eran parte de la ficción. Con las nuevas tecnologías, objetos de uso diario se han vuelto casi incensarios y le han dado paso al desarrollo. Aunque parezca algo poco probable el mundo se está acercando a la eliminación del papel moneda o efectivo.

El fin del papel moneda se acerca

El papel moneda tuvo su origen en China, donde nació el papel, a mediados del siglo VII. Fue en el año 812 que se estableció su uso. En Europa, esta forma de intercambio se usó por primera vez en Suecia en el año 1661; funcionaba como un respaldo para las personas que depositaban oro o plata en el banco.

Gracias al papel moneda, muchas transacciones se facilitaron. Se consiguió un sistema con el que se podía dar un valor exacto a los bienes y servicios. El trueque perdió protagonismo para darle paso al dinero en efectivo, método que se sigue usando en la actualidad. Pero el mundo avanza y las prácticas se van volviendo obsoletas; de allí que la eliminación del papel moneda o efectivo anuncie su llegada en un futuro cercano.

Un mundo sin efectivo no es un hecho que pueda producirse de inmediato, o por lo menos dentro de los próximos 10 años. Sin embargo, hay países donde el efectivo casi no se usa y sus gobiernos han considerado la posibilidad de eliminar el papel moneda.

La eliminación del papel moneda, un avance natural

Las personas han migrado a medios de pago digitales, como las tarjetas de crédito, débito o transferencias electrónicas. La aparición de los celulares inteligentes ha facilitado esta última práctica.

Suecia y Dinamarca son los pioneros en la eliminación del papel moneda. Sus pobladores, desde hace algunos años, han dejado de lado los pagos en efectivo. Dinamarca estableció el 2016 como el año de partida para la eliminación del dinero en efectivo por completo; y lo ha ido logrando. El uso de esta forma de pago ha disminuido en un 90%. Hoy en día es muy escaso el papel moneda en uso, aquellos que aún lo tienen le atribuyen más que nada un valor simbólico como parte de la identidad de la nación.

Se ha determinado que en el país todos los adultos poseen una tarjeta de crédito; y todos los establecimientos comerciales aceptan pagos con tarjetas. El sistema se ha dado para que ocurra la eliminación del papel moneda.

En Dinamarca ya es legal que los comercios puedan rechazar el pago en papel moneda o efectivo. La transición se da poco a poco. Para completar el proceso deben evaluarse muchos factores y tomar en cuenta las implicaciones de acabar con el efectivo por completo. Aunque no parece haber causado inconvenientes, hasta ahora; es un cambio que necesita cuidado.

Suecia es otro país donde el escenario está dado para eliminar el papel moneda. En ese país los billetes y las monedas representan un porcentaje muy bajo dentro del PIB nacional, un aproximado del 2%. La eliminación del papel moneda ha llegado hasta los baños públicos de esta región, donde se ha instaurado el uso de medios digitales para cancelar la entrada.

En actividades tan sencillas, como ir al baño, los medios digitales están tomando protagonismo. El dinero en efectivo le da paso a un nuevo método, acorde a las tecnologías que dominan al mundo. No es descabellado pensar que de aquí a algunos años la eliminación del papel moneda en todo el mundo será una realidad.

Un cambio que genera disgustos y festejos

No todo el mundo festeja que el dinero en efectivo desaparezca por completo. Existen grupos que se oponen a esta medida, señalando que debe existir la opción de trabajar con papel monda, elegir representa libertad e independencia financiera.

Son muchas las ventajas que hay en la eliminación del papel moneda, se pueden erradicar los costos de fabricación, producción y traslado. Las formas de pago electrónicas son más rápidas, ecológicas y limpias, ya que en los billetes hay millones de bacterias.

La red de producción del papel moneda es compleja, y ha traído consigo muchas estafas, tanto al Estado como a particulares. Las falsificaciones y robos son comunes con el dinero físico. Sin embargo, los pagos del mundo digital tampoco son perfectos. Todas las transacciones pueden ser rastreadas, lo que facilita las prácticas maliciosas por delincuentes de la red.

A pesar de que las desventajas en la eliminación del papel moneda pueden causar temor; en Suecia el 95% de la compras diarias o al por menor, se hacen con dinero electrónico. Los aspectos más preocupantes son las tasas de interés negativas y los adultos mayores que se puedan oponer al cambio.

El futuro llega sin dinero en efectivo

Los países nórdicos apuntan a una economía sin dinero en efectivo. Existe oposición a este cambio, pero es una transformación que los mismos ciudadanos han llevado a cabo.

En vista del rumbo que toma el sistema monetario, Suecia ha puesto sobre la mesa, en un futuro lejano, ser una de las primeras economías del mundo en usar criptomonedas como medios de pago; proponen la creación de la e-corona. Pero es un plan que necesita desarrollarse por completo.

El mundo se dirige hacia la innovación en todos los aspectos, incluyendo la eliminación del papel moneda. El camino es largo, pero todo indica que es posible. Por ahora solo los países más desarrollados son los pioneros de este movimiento. El resto del mundo avanza con más lentitud, un caminar pausado que no descarta el fin del papel moneda.

Recent Posts

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Contactanos

Puedes enviarnos un correo y te responderemos a la brevedad

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra , pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Fintech en la bancaeconomía gig