La primera burbuja financiera: La crisis de los tulipanes

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
La crisis de los tulipanes, también llamada Tulipomanía, fue un período donde la explotación de los tulipanes produjo un fenómeno especulativo sobre el precio de sus bulbos.
Crisis de los tulipanes

Antes de la crisis de los precios, ocurrida en Europa por la llegada del oro y de la plata de las Indias occidentales; o del estallido económico producto de la Compañía de Mississippi ocurrió la que se ha señalado como la primera gran burbuja económica de la historia: La crisis de los tulipanes. También llamada Tulipomanía, fue un período donde la explotación de las flores tulipanes produjo un fenómeno especulativo sobre el precio de sus bulbos.

Historia

Los tulipanes, en principio, eran flores originarias de Turquía; durante el período del Imperio Otomano fueron consideradas como un elemento sagrado que solo llevaban los sultanes. Según la tradición oral, se dice que el embajador austríaco Ogier Ghislain de Busbecq introdujo esta flor en Europa en el siglo XVI. Años más tarde, un destacado botánico trasladó esta flor a Holanda donde la semilla floreció con rapidez.

Holanda resultó ser idóneo para esta flor, convirtiéndose en un producto muy llamativo para la aristocracia y burguesía del momento. La flor se transformó en un producto codiciado y los Países Bajos se erigían como una potencia de la época. La Compañía Neerlandesa de la Indias Orientales traía prosperidad comercial y económica a la región; por lo que, de una manera sencilla, las clases adineradas utilizaban los tulipanes como símbolo de riqueza.

La burbuja de los tulipanes

Los tulipanes holandeses mutaron en colores intensos y combinados en sus pétalos; esto los transformó en una flor exótica y codiciada. Pero, en 1630, según relata Charles Mackay en el libro Memorias de extraordinarias ilusiones y de la locura de las multitudes, la euforia por adquirirlas creció exponencialmente.

Todas las personas, independientemente de su clase social, deseaban invertir en esta flor y su comercialización. La variación de colores fue una de las causas; pues tal variedad causaba conmoción y extrañeza en los compradores.

Según documentos encontrados de la época un bulbo de la flor en 1623 podía costar hasta 1000 florines neerlandenses; si tomamos en cuenta que el ingreso promedio anual era de unos 150 florines podemos observar que el precio de los tulipanes aumentó entre un 500 a 2000%.

Precios referenciales

Algunas referencias documentadas de los precios de ventas de estas flores se miden en comparaciones como; un lote de 40 bulbos de tulipanes fue vendido por 100 mil florines, en 1635, mientras que una tonelada de mantequilla podía valer 100 florines. El récord registrado lo alcanzó una variación llamada Semper August que, un solo bulbo, recogió la cantidad de 10.000 florines.

crisis de los tulipanes
Salía mucho más costoso comprar bulbos de tulipanes que comprar mantequilla

Negocio del aire

La peste bubónica pronto invadió la zona, esto limitó la mano de obra y más rápido aun subieron los precios de los tulipanes; tal como señalan los economistas actuales, la crisis de los tulipanes era de esperarse ante un período tan fecundo.

Muchas personas hipotecaron sus casas y tierras para ser partícipes de este mercado; incluso llegó el momento en que las personas pagaron por bulbos antes de que se hubiesen recolectado. A este fenómeno se le llamó negocio del aire popularizándose en las pequeñas tabernas de Europa; dando pie a la práctica de los futuros financieros.

Estallido de la crisis de los tulipanes

La especulación fue tal, que el 5 de febrero de 1637, se vendió el último lote de 40 bulbos de tulipanes por 100 mil florines; un día después la venta de tulipanes se paralizó, nadie compró un tulipán más. Pronto la desesperación se apoderó de los vendedores; necesitados de recuperar su inversión empezaron a vender y no había comprador alguno que ofertara.

La crisis de los tulipanes había llegado. En apenas dos meses el valor de esta flor descendió casi un 100%. Miles de personas se encontraron endeudadas y la intervención del Estado se hizo necesaria. El gobierno holandés poco a poco fue restituyendo la economía; eliminó los contratos futuros que comprometía a tanta gente y se encargó de ir acabando con la inflación paulatinamente.

La crisis de los tulipanes vista en la actualidad

Algunos investigadores se han encargado de documentar lo que en realidad ocurrió en el siglo XVII. Pues mucha especulación ha surgido entorno a las consecuencias que ocasionó la crisis de los tulipanes. Historias de suicidios masivos han sido borradas de la tradición oral. Asimismo, han explicado que más que una acción especulativa la principal causa de esta crisis fue un factor cultural.

crisis de los tulipanes
Los tulipanes resultaban más exóticos si sus pétalos presentaban diferentes colores.

Anne Goldgar, investigadora del King’s College de Londres, asevera que luego de ver tanto tiempo tulipanes blancos la gente enloqueció al ver cómo salían en diversidad de colores; los patrones y colores nunca fueron predecibles y eso encantaba más a las personas. Tiempo después se determinó que esto ocurrió debido a un parásito que atacaba las flores.

Luego de documentarse e investigar, Goldgar deja atrás las historias de Mackay y asegura que nadie terminó en la bancarrota, luego de que la crisis de los tulipanes ocurriera. Y aunque es evidente la crisis, Goldgar insta a no tomarse tan en serio las crónicas de Mackay; quien se encargó de popularizar y exaltar el fenómeno de la tulipomanía.

Actualmente, los Países Bajos lideran el mercado de tulipanes, alcanza el 80% de la producción mundial. Asimismo, este fenómeno ha quedado como referencia histórica para todos aquellos productos que en pocos años suben sus precios y demandas.

Mayra Salazar

Mayra Salazar

Leave a Replay

Economía







Más sobre economía

Suscribete Para recibir noticias

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra , pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies