Karl Marx, o también conocido como Carlos Marx, fue un filósofo, economista, sociólogo e intelectual. Nació el 5 de mayo de 1818 en Tréveris; ciudad que en ese entonces pertenecía al reino de Prusia y, actualmente, es una ciudad de Renania-Palatinado, Alemania.

Karl Marx procedía de una familia judía de clase media; su abuelo paterno Marx Levi, era rabino en Tréveris. Entre sus hijos, solo dos se dedicaron al estudio: Samuel y Hirschel. Samuel se dedicó a ser rabino y ocupar el puesto de su padre; mientras que Hirschel (padre de Karl Marx) cursó una carrera de jurisprudencia, se hizo abogado y luego Consejero en Tréveris.

Karl Marx estudió en las universidades de Bonn, Berlín y Jena, doctorándose en filosofía por esta última en 1841. Terminados sus estudios universitarios, presentó una tesis sobre la filosofía de Epicuro. Ya desde ese momento se vería que el pensamiento de Marx se asentaría sobre la base dialéctica de Hegel. Luego, suplió el idealismo hegeliano por una concepción materialista; lo que daría pie a las fuerzas económicas que constituyen la infraestructura subyacente. Estas fuerzas son las que determinan fenómenos superestructurales, tales como: el orden social, político y cultural.

En 1843, Marx se casó en Kreuznach con Jenny von Westphalen (reaccionaria y aristocrática); quien había sido amiga suya desde la infancia. Hirschel Marx fue quien fomentó en su hijo el interés por las doctrinas racionalistas; el pensamiento surgido de la Revolución francesa y los primeros intelectuales socialistas. Karl Marx trabajó como profesor y periodista, con una tendencia demócrata radical que lo obligó a retirarse de Alemania a París; donde estableció una amistad fuerte y duradera con Friedrich Engels.

En colaboración con Engels vio reflejada una experiencia mutua entre sus obras políticas e intelectuales. Juntos realizaron las principales hipótesis que definen al comunismo. Del mismo modo, formaron un movimiento internacional de trabajadores dedicados a la difusión de sus ideas. Por asuntos políticos Marx no podía permanecer más en París, ni volver a Alemania, por lo que tuvo que dirigirse a Bélgica; lugar donde se encontró con otros exiliados estudiosos del socialismo (incluyendo Engels).

Fue durante su estadía en Bélgica el momento en el cual se sentaron las bases de la obra más famosa de estos: El Manifiesto Comunista. Publicada el 21 de febrero de 1824, y que establece las bases principales del Marxismo.

En 1848 Marx se traslada a Londres y permanecerá ahí hasta el fin de sus días. Fue en este lugar donde se dedicó a dos actividades: a la organización revolucionaria y a intentar entender sobre economía política y capitalismo. Algunos autores afirman que entre 1850 y 1860 es cuando se empieza a notar la mayor madurez y rigurosidad científica en sus escritos.

En 1867 se publicó el primer volumen del El Capital. Esta obra analiza el proceso de producción capitalista. Además, establece la teoría del valor-trabajo, el concepto de plusvalía; y sostiene una hipótesis donde destaca que la explotación generaría tasas de ganancia decreciente, desencadenando así un colapso del capitalismo industrial.

Karl Marx murió el 14 de marzo de 1883, cuando tenía 75 años; padecía una bronquitis y pleuritis que desarrolló tras la muerte de su esposa.

Sus palabras antes de morir fueron: “Las últimas palabras son para tontos que no han dicho lo suficiente“.

La alienación, la lucha de clases, la plusvalía, el capital y el comunismo son conceptos que debemos a Marx; y aunque hay opiniones que lo responsabilizan por catástrofes humanas en su nombre, no podemos negar que fue una gran influencia en el curso de la historia.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra , pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
expand_less