Un banco es una empresa que se encarga de captar los recursos de una población; del mismo modo, presta los servicios financieros respectivos para el uso de un mercado. En este sentido debemos comprender que el sistema bancario es un conjunto de estas entidades que prestan el servicio; mas ¿cuál es la diferencia entre los bancos centrales y los bancos comerciales?

Empecemos por la evidente diferencia entre los bancos centrales y los bancos comerciales: sus funciones. La función del banco central es la de vigilar, controlar y dirigir el sistema económico de un país; servir como banco de los bancos y del Estado; controlar la inflación y proporcionar ciertas regulaciones que permitan generar liquidez y empleo.  Sin embargo, al leer esto nos preguntamos ¿cómo es ser un banco de los bancos? Pues el banco central recibe y procesa los diversos instrumentos que la banca comercial utiliza para ofrecer sus servicios a sus clientes; es como el banco madre de los pequeños bancos comerciales.

Por su parte, la función de los bancos comerciales es la de ofrecer y tratar directamente con el público y entidades de negocios; mediante la entrega de productos y servicios. Ponen a disposición una variedad de instrumentos tales como: las cuentas de depósito; productos de préstamos y servicios especializados para generar un sistema comercial organizado. En ese sentido, podríamos pensar que la banca comercial establece un nexo entre los productos de la microeconomía y la macroeconomía.

Podemos establecer la  diferencia entre los bancos centrales y los bancos comerciales entre los productos que ofrece. Algunos elementos los separa, pero siempre han de mantener un nexo en común. En cuanto a los depósitos los bancos comerciales ofrecen a sus clientes los tradicionales instrumentos de ahorro, cheques y certificados de depósito. Mientras que el banco central le proporciona los mismos instrumentos de ahorro al gobierno y compañías estatales; asumiendo que el primero el encargado de repartir estos activos en seguros médicos, pensiones, prestaciones y bienestar social.

En materia de préstamos, el banco central se limita a atender los servicios a corto plazo de los bancos privados sobre una base diaria; mediante préstamos emitidos por operaciones de ventanas de descuento. Estas operaciones tienen un precio por debajo de la tasa de fondos federales, que es la tasa que utilizan los bancos entre sí para realizar préstamos entre ellos. Por otro lado, el banco comercial ofrece préstamos y créditos a las empresas, comercios y personas para la adquisición de bienes, en materia hipotecaria; apoyo en el crecimiento comercial de las compañías; en algunos casos, línea de crédito de salud y su principal instrumento: las tarjetas de crédito.

En general, la oferta de servicios de los bancos comerciales es muy variada, ofrece desde cajas de seguridad hasta el envío de divisas; servicios por los que cobran ciertos cargos que variarán dependiendo del alcance. Del mismo modo, el banco central ofrece servicios  de tasas para los bancos de una región; así como a sus respectivos entes públicos. Algunas de  estas tasas recolectadas son los importes que realizan a sus bancos miembros; la venta y compra de los bonos del gobierno; la recolección y pago de los programas sociales, médicos e hipotecarios patrocinados por el gobierno.

Una actividad exclusiva del banco central son las decisiones relacionadas con la política monetaria del país que afectan a los bancos comerciales que operan en él. Sobre el ente recae la responsabilidad de adaptar las tasas de interés según las condiciones económicas imperantes. Una medida es tomar el dinero que está fuera del sistema bancario y negociarlo en operaciones de mercado abierto; al vender bonos y notas a cambio de pagos bancarios procuran el crecimiento económico.

Finalmente, para ambas instituciones existe un reglamento y unas normas que deben manejar para la correcta fiscalización. Una diferencia entre los bancos centrales y los bancos comerciales son los entes que los controlan. Para los bancos centrales existe la Oficina de la Contraloría de la Moneda de Estados Unidos (OCC por sus siglas en inglés); y la Corporación Federal de Seguros de Depósitos o FDIC.

A su vez, estas instituciones delegan a otras locales la responsabilidad de realizar periódicamente exámenes; con el propósito de garantizar la seguridad y solidez  de la banca comercial. Asimismo, deberá vigilar el cumplimiento de regulaciones y requisitos de cálculos.