Trabajo automatizado, el futuro está aquí

Trabajo automatizado, el futuro está aquí

Al hablar del futuro siempre imaginamos robots trabajando a merced de los humanos y carros voladores. La tecnología está reflejada en toda la cotidianidad cuando proyectamos nuestra vida hacia adelante. Algunos lo ven como algo muy lejano, pero la realidad es que el trabajo automatizado está sucediendo en la actualidad. No hay que esperar más, vivimos una gran revolución tecnológica y no la podemos ignorar.

Llega y se extiende el trabajo automatizado

Muchas películas de ciencia ficción nos muestran grandes ciudades luminosas llenas de tecnología, para luego causarnos terror con una eminente rebelión de robots que terminan conquistando toda nuestra realidad, incluyendo el trabajo.

Es cierto que la aparición de trabajo automatizado es un hecho. Un grupo de expertos asegura que gran porcentaje de los empleos que hoy existen están en peligro de ser eliminados. Aunque muchos consideran que la dominación de los robots es un hecho lejano, es algo que sucede en la actualidad.

Está demostrado que los robots son más eficiente que los humanos. Pueden realizar tareas con mayores resultados en menor tiempo. Spread abrió en el 2017 una granja robótica, en la que sus robots pueden generar 50.000 lechugas al día. El aumento en la producción es enorme y muy llamativo para las grandes empresas, que si aún no han introducido una mano robótica en su plantel, están considerando hacerlo.

Las compañías, de aceptar el trabajo automatizado, no deberán pagar sueldos, seguro, ni vacaciones. Un panorama muy tentador y difícil de rechazar. De allí que, ciertos trabajos corran peligro de desaparecer.

En un plazo aproximado de 10 a 20 años un promedio del 47% de los empleos que hoy en día conocemos estará en riesgo de ser eliminados. No parece un futuro alentador, sobre todo para las personas que desempeñan actividades no cualificadas o especializadas. Dichos campos tienen más probabilidades de irse para no volver.

Transformación constante ayer y hoy

Antes de la Revolución Industrial el 70% de la población trabajaba en la agricultura. Muchos de esos empleos fueron sustituidos por jornadas laborales en las fábricas. Hubo un cambio enorme y sin precedentes. Ahora, el trabajo automatizado cumple un proceso similar, donde gran parte de las actividades económicas y laborales sufrirán cambios.

El futuro es siempre incierto, pero en el caso del trabajo automatizado no se está tocando un tema próximo. Es una situación actual en muchos más campos de los que se cree. La empresa Momentum Machines, de origen estadounidense; creó un robot capaz de preparar 400 hamburguesas por hora, sin intervención humana de ningún tipo.

Los trabajos más sencillos y rutinarios están casi condenados al exterminio. Solo en España, un promedio de 55,3% de los empleos se verán afectados por la automatización. En los últimos 10 a 15 años los avances tecnológicos han desparecido varios campos de trabajo. El pronóstico es que este fenómeno continúe.

Nuevas actividades surgen

La desaparición de empleos debido al trabajo automatizado se ha acelerado en los últimos años. Sin embargo, parece que no todo está perdido. La creación de nuevas tecnologías ha demostrado la aparición de nuevos trabajos especializados. Los recursos en el plano laboral que encuentran su fin, usualmente tiene un reemplazo. Es decir, con la desaparición de algunos campos de trabajo, unos nuevos tienen nacimiento gracias a la tecnología.

La Revolución Industrial es un claro ejemplo de ello. Las nuevas actividades acabaron con prácticas antiguas, pero nuevos empleos surgieron. Parece que es un proceso natural, donde la economía consigue dar un poco de lo que ha quitado. La industria arrasó con el empleo en el campo; pero construyó a su paso nuevas actividades necesarias para la industrialización.

Dentro del proceso de desaparición de viejos métodos y el nacimiento de nuevos trabajos, hay una brecha confusa y muchas veces llena de injusticias. Cuando el orden social sufre un cambio radical, los individuos suelen quedar a la deriva. Las reglas del juego no son las mismas y es normal que surjan momentos de incertidumbre.

Así sucede en la actualidad con el trabajo automatizado. Las reglas del mercado, el campo laboral y la vida diaria están cambiando. La tecnología apunta a un nuevo orden social y un modelo económico diferente, que es difícil proyectar a futuro. Se debe vivir en el ahora de este fenómeno para adaptarse a los cambios. Los avances tecnológicos, de alguna forma, terminan calando en la vida diaria, de tal modo, que nos adaptamos con ellos; como  es el caso de los celulares y las computadores

Aunque el porvenir parece negro para los empleos manuales y rutinarios, nuevas formas surgirán. Además, es importante tener en cuenta, que hay profesiones que son casi imposible de reemplazar; y en un futuro cercano no corren ningún peligro.

Nada está perdido

Al igual que todas las transformaciones que el mundo ha experimentado a lo largo que de su historia; el trabajo automatizado no representa una amenaza total al trabajo humano. Todo proceso de cambio genera incertidumbre, pero en este caso existe una visión amable.

Nuevos segmentos de mercado verán la luz, y las generaciones siguientes se verán interesadas en participar en el nuevo espacio comercial. Quizás existan profesiones que surjan en la medida que avancen la tecnología, solo están esperando el momento adecuado para surgir.

El trabajo humano tiene un panorama positivo, pues se enfrenta a una transformación, no a una eliminación absoluta. Algunos empleos desaparecerán, como ha pasado anteriormente. La participación de las personas en los empleos no se irá a ningún lado, principalmente porque el trabajo es un proceso social, que requiere mucho más que la simple producción de un producto.

Las nuevas tecnologías han abierto distintos espacios de empleo; y también han hecho campos laborales más amplios. La automatización del trabajo podría lograr que la economía creativa se destaque; e impulse el liderazgo y la psicología del pensamiento.

Hasta ahora existen aspectos laborales que un robot no podría realizar. No solo porque no sea capaz tecnológicamente, sino porque influyen otros aspectos de carácter social. Sin embargo, no se descarta que en un futuro los robots puedan hacerlo todo. Habrá que observar si queremos que sea de esta manera.

El desempleo producto del trabajo automatizado es un hecho. No hay manera de detenerlo, por ello el ser humano se debe adaptar y combinarse. No ver a los robots o máquinas como enemigos, pueden ser compañeros de trabajo.

Los distintos campos que evalúan el comportamiento del mundo, deben y van a cambiar; porque los avances tecnológicos que se producen llevan gran velocidad. Las personas se ven afectadas; la pérdida de algunos empleos necesita de políticas que regulen las nuevas formas de desarrollo para evitar catástrofes sociales típicas de procesos de transformación.

La combinación entre el trabajo automatizado y las prácticas humanas es posible si se acepta el nuevo orden social, económico y político. Se acepta el cambio y se buscan formas de regular el sistema, no con modelos antiguos, sino con políticas que se adapten a la transformación. El sistema actual no es perfecto y nunca lo fue, un cambio ante él no puede ser del todo malo, y avanzar en necesario siempre.

Cómo reporta ganancias una aplicación

Cómo reporta ganancias una aplicación

El internet ha permitido que nuevas profesiones, trabajos y oficios se desarrollen. Gracias a él muchas personan han encontrado una fuente libre de ingresos. Ganar dinero con internet puede ser muy fácil; pero requiere dedicación y perseverancia. Las aplicaciones móviles son una fuente de dinero enorme; pero muchos no saben cómo funciona la rentabilidad de las apps.

Apps móviles una fuente de ingresos

Todos los días usamos de alguna u otra forma aplicaciones en nuestros móviles. Desde las del banco, pasando por las redes sociales, las de ejercicios y hasta calendarios. Debemos asumir que son parte de nuestro día a día.  Lo que antes hacíamos en las computadoras, lo hemos trasladado a los teléfonos móviles.  Es difícil imaginarse la cotidianidad sin ellos.

Por ello las aplicaciones se han convertido en un nicho en el que vale la pena invertir. La rentabilidad de las apps puede ser alta, y en muchos casos pueden volver millonarios a sus creadores. No es un mercado que se deba ignorar, ya que crece diariamente y no tiene pronósticos de parar.

Las cifras no mienten, la rentabilidad de las apps se puede obtener de forma constante si la manera en que se gestiona es la adecuada. La figura pública, Kim Kardashian ganó aproximadamente 200 millones de dólares en el primer año de lanzamiento de su aplicación ¿Es posible que un pequeño empresario logre esta cifra? Hay que apegarse a la realidad, si bien una nueva aplicación difícilmente alcance esta cantidad de dinero, la rentabilidad de las apps puede ser de gran escala, en muchos casos.

Hay distinta formas en que este mercado da beneficios a sus creadores. Pero no todas las personas crean aplicaciones para obtener ingresos, a veces son el medio para alcanzar un objetivo. No todas las aplicaciones reportan ganancias y muchas no se crean con este fin.

La rentabilidad de las apps se crea con una buena estrategia

Lo primero que se toma en cuenta es cómo se creará la aplicación. Puede hacerse contratando desarrolladores especializados; sin embargo, son costosos. También existen plataformas que facilitan este trabajo. Ya no es necesario invertir grandes cantidades de dinero en los diseñadores y programadores. Hay espacios donde diseñar y desarrollar la aplicación.

Otro aspecto a tomar en cuenta en relación a casi todos los negocios, es tener una estrategia clara: a qué público le interesaría la aplicación, los costos de producción y sobre todo el mantenimiento y actualización de la app.

Una vez explorado las posibilidades de creación de la aplicación; se debe tomar en cuenta la plataforma en la que se publicará; porque cada una de ellas tiene especificaciones en cuanto a diseño y rentabilidad.

Dentro de los dos grandes mercados de aplicaciones existe la Google Play, del sistema operativo Android; la App Store de IOS. Dos plataformas que mueven el mundo y mucho dinero. Ambas obtienen el 30% de los ingresos por descarga que genera la app.

Son muchas las formas de rentabilidad de las apps. Es seguro que en el futuro se creen nuevas maneras. Es un mercado que se expande muy rápido. Las maneras de comercializar más conocidas para lograr vivir de esta actividad son:

  • Pago por descarga.
  • Descarga gratuita y cobro por productos dentro de la aplicación.
  • Descarga gratuita con publicidad incluida.
  • Vender la aplicación a empresas.

El último punto está apegado a la creación y diseño de las apps. Si el producto que has creado es bueno, podrá llamar la atención de empresas que querrán comprarlo. Son casos aislados, pero no es imposible.

Todos los costos se tienen que considerar

El resto de las opciones son más factibles y rentables. Siempre tomando en cuenta el público al que va dirigido, la plataforma, el mantenimiento y la aplicación. Google pide un pago mensual de 25 dólares para acceder a una cuenta de desarrollador. Apple exige 100 dólares anuales para la cuenta. Desde ella se pueden publicar las aplicaciones.

En el caso de Google la app se sube a la tienda de forma automática. Mientras en la App Store no deja que las aplicaciones sean públicas antes de hacer una verificación, que puede variar en tiempo de unos días hasta años.

Google Play es la tienda virtual líder, pero la App Store genera más confianza entre sus compradores; gracias a su proceso de verificación de aplicaciones.

Gratis es mejor

Los expertos mencionan que la mejor forma de rentabilidad de las apps es cuando su descarga es gratuita. Parece contradictorio, pero es el método que ha dado mayores beneficios ¿Cómo? Se puede cobrar por publicidad o por productos dentro de la aplicación.

En el primer caso, la app genera ganancias por el tiempo que las personas permanezcan en ella. Entre más tiempo esté usando la aplicación más publicidad verán. Los ingresos con esta práctica son mayores que en otros modelos. Cuando la aplicación es gratuita hay más probabilidad de consumo.

El segundo caso, cobro in-app, o dentro de la aplicación; también es uno de los más usados. El consumidor descarga la aplicación de forma gratuita; pero hay productos que debe pagar. Es un caso que se da en los juegos para móviles. Se obtienen sin pago y si se quiere conseguir una mejora, una actualización o más vidas; hay que cancelar un monto específico.

Google Play cobra 5% de los ingresos por productos de cobro in-app; mientras que la App Store se queda con el 30% de estos ingresos.

Aunque la creencia general dicta que la mejor forma para observar la rentabilidad de las apps es cobrando por su descarga, estudios han demostrado que no es así. En caso de que la aplicación tenga una buena aceptación se obtendrán ingresos solo una vez, cuando se compra en la tienda.

Existe un punto donde las descargas disminuyen o se estancan. Ya no se observan ingresos continuos para cubrir gastos de mantenimiento. Pero, si hay necesidad de cobrar por su uso, es factible usar formas de comercialización combinadas.

La venta se podría hacer con publicidad. La rentabilidad de las apps se mide por su compra y por los anuncios vistos. Un caso que no agrada mucho a los compradores. Puede ser gratuita con publicidad y pagar para que esta sea eliminada posteriormente; también podría ser paga, con compras in-app.

Son muchas las opciones y variables que hay en el mercado de las aplicaciones. La realidad es que el mercado puede generar muchos ingresos. La competencia es dura, pero no invencible. El producto debe ser relevante y lo más original que sea posible; que destaque entre los demás. Si alguien intenta copiarlo los consumidores sabrán cuál es el verdadero.

Como en todos los mercados una buena estrategia es la clave. El internet facilita los ingresos de muchas maneras, pero debe tomarse en serio, y no dejarse influir por la facilidad de entrada a la competencia. La rentabilidad de las apps es un hecho; sí, pero es necesaria la planificación y constancia.

El modelo de negocio basado en la economía colaborativa

El modelo de negocio basado en la economía colaborativa

El modelo de negocio basado en la economía colaborativa es un trabajo que se hace en colaboración con otras personas; utilizando medios digitales en su mayoría. Estas prácticas suelen surgir por la necesidad o la demanda de ciertos servicios.

Es un modelo de negocio que nace antes de la era 2.0 pero que resurgió con el uso de las plataformas digitales; a partir del desarrollo de empresas como Amazon o MercadoLibre. Digamos que en la economía tradicional está más asociado al papel de los distribuidores o intermediarios.

Para operar se debe establecer primero un marco en una plataforma web; en ella, los usuarios pueden interactuar y seleccionar el rol que ejercerá en cada ocasión: si el de prestador de servicios o el de consumidor.

Su estrategia es mantener un sistema dinámico donde la confianza es vital. Funciona bajo una estructura de reputación o evaluación, donde los mismos usuarios califican y permiten generar más confianza en la comunidad.

El uso de este mercado permite establecer un intercambio cultural y económico mucho más amplio; donde los hábitos de consumo migran hacia nuevos modelos de mercadeo, del uso de las redes sociales y de plataformas peer to peer.

Los unicornios de Silicon Valley

El modelo de negocio basado en la economía colaborativa es llamado “unicornios” por su forma de operar y por implementar una forma de vender servicios sin producir nada. Sin embargo, es necesario aclarar que, aunque está basado en ella, no es específicamente economía colaborativa.

Mercado Libre es la mejor muestra de ello, alguien tiene un producto que pone a la venta (bien sea porque lo produce o lo importa); el comprador observa quién le ofrece un mejor precio en función de las especificaciones del producto y la ubicación del vendedor. Una vez comprado el producto, tanto vendedor como el comprador se califican mutuamente; lo que hace a cada uno más confiable en el mercado.

Del mismo modo operan otras páginas que ofrecen servicios, como compañías de taxis, inmobiliarias, medios de comunicación, entre otros. Estos modelos de negocios basados en la economía colaborativa funcionan con las llamadas startups. Son empresas exponenciales cuya estructura es pequeña pero es capaz de incrementar 10 veces su ganancia; para no producir nada es una aumento significativo.

No toda app sigue el modelo de negocio basado en la economía colaborativa

Airbnb es otro ejemplo de este modelo, pero no necesariamente es considerada economía colaborativa; pues estas dos estrategias plantean diferencias muy sutiles.

La economía colaborativa no funciona con un motor centralizado en cuanto a la disponibilidad de recursos; tal como lo hace Uber o Airbnb. Por el contrario, la experiencia se basa en compartir valores a través de nodos completos; donde los usuarios gestionan sus propios datos sin necesidad de pasar por un punto de control que nos dificulta las regulaciones.

No es la misma experiencia entre páginas como la de Airbnb o la de couchsurfing, donde uno pretende rentabilizar mientras el otro obtiene una experiencia única con la socialización entre personas de diferentes culturas.

Caso similar sucede con Uber y Arcade city, el propósito de esta última es construir una red global de cooperativas de conductores locales; esta aplicación ya opera en algunas ciudades de EEUU, México, Taiwan y Filipinas. Es por ello que, en el caso de las primeras plataformas, se habla de un modelo de negocio basado en la economía colaborativa, más no quiere decir que lo sea.

Pero las webs centralizadas ofrecen ciertos beneficios que las otras no; pueden enriquecer las experiencias de los usuarios y los productores. Por ejemplo, un seguro de traslado, gestión de los sistemas de pago o un centro de resolución de conflictos. Ofertas que pueden ser emuladas por las plataformas descentralizadas pero que, en relación con el catálogo de los proveedores, puede decaer en cuanto a calidad de producto o servicio.

Lo interesante de esta plataforma de trabajo no solo es la rentabilidad que puede producir; sino también la competencia entre la oferta y la demanda, lo que estimula los diversos sectores de la economía. Asimismo, estimula el uso de nuevas tecnologías con la posibilidad de pagar con el criptoactivo de preferencia; o la creación de nuevos negocios que ayuden con la experiencia de intercambio digital.

En España ya han determinado los tres tipos de servicios más demandados: el primero es la compraventa de productos de segunda mano; el segundo, el que está relacionado con alojamientos  y el tercero con medios de transporte. No es gratuito que estas sean las aplicaciones con mayor promoción en el mundo entero.

No obstante, ante el éxito creciente que estas app obtienen se vuelven objeto de seguimiento por las leyes. Pues, en algunos países, no existe una regulación que se encargue de la parte empresarial como tal. En muchos casos, solo se rigen por las leyes de información o de servicios; pero pocos países establecen normativas para el comercio electrónico.

Por ahora, nos toca aprovechar los servicios que nos ofrecen; y sobre todo creer en la buena voluntad de la contraparte. Y si quiere ganar un dinero extra con recursos sencillos; pues el modelo de negocio basado en la economía colaborativa parece ser una buena opción.

 

 

Criptomonedas como medio de pago en la vida diaria

Criptomonedas como medio de pago en la vida diaria

Las criptomonedas han generado un gran revuelo en la actualidad. Son muchas las opiniones a favor, y también en contra. Lo cierto es que se presenta como una moneda que se abre camino en el mercado. Representa una revolución financiera gigantesca que promete beneficiar a muchas personas; y facilitar las transacciones de dinero. La nueva propuesta es usar las criptomonedas como medio de pago en la cotidianidad.

Criptomonedas como medio de pago para el día a día

El uso de las criptomonedas ha aumentado desde que fue creada. El camino recorrido por esta moneda virtual ha sido largo, pero hay un tramo extenso que le queda por transitar. Para muchas personas su uso ha quedado solo en el ámbito de la inversión. Es decir, de comprar la moneda para venderla. Muy pocas personas ven las criptomonedas como un medio de pago factible.

El principal problema que enfrentan las monedas digitales es su novedad en el mercado. Para algunos aún es una tecnología que no terminan de asimilar. Entienden que está surgiendo un espacio para su compra y venta; pero la concepción de los criptoactivos como dinero real no está en la mente del colectivo.

Gracias al Internet han surgido nuevos medios de trabajo, nuevas formas de dinero y un sinfín de oportunidades de inversión. Las criptomonedas llegaron para quedarse y su aparición en la vida cotidiana es cada vez más tangible.

Tan sencillo como pedir una pizza

Algunas plataformas virtuales hacen posible el pago de sus servicios por medio de monedas virtuales. Desde reservar un vuelo hasta comprar una pizza, todo esto es posible con las criptomonedas.

Lo primero que hay que entender es que las monedas digitales son dinero, así de simple. No solo una forma de inversión; es dinero, y su cualidad es la misma, se puede utilizar para adquirir productos y servicios.

Su uso es sencillo, basta con quitarse la idea de que representan una gran complejidad, que hay que mirar gráficos y estadísticas para usarlas. Esto queda asignado solo a su forma de adquisición. Para usarlo como dinero nada más se necesita tenerla. 

En la actualidad hay algunas empresas que facilitan las criptomonedas como medio de pago; no solo para grandes transacciones. Con ellas se pueden adquirir productos de consumo individual, como una pizza. Gracias a Pizza For Coins es posible pedir a domicilio; pero pagar con una moneda virtual. La compañía funciona como intermediario entre el establecimiento de comida; ya sea Pizza Hut, Papa Jhon’s o Domino’s Pizza, y el consumidor que desea usar el novedoso medio de pago.

Fácil, cómodo y seguro. Igual que el dinero tradicional, solo que se utiliza en una plataforma digital, lugar de transacción de las criptomonedas. Esta es la única diferencia. Así lo aceptan las grandes cadenas de comida como Starbucks y Subway, quienes ya aceptan los bitcoin como forma de pago para adquirir sus alimentos.

Las criptomonedas como una alternativa financiera

Lo primero que se debe hacer al comprar criptomonedas es tener una billetera virtual donde guardarlas. De lo contrario, no se podrán usar como forma de pago directo. Una vez que el dinero este allí, se pueden hacer distintas operaciones financieras.

En países donde la crisis financiera es muy fuerte y es difícil mantener el valor de la moneda; los trabajos freelance han crecido en demanda y oferta. Es el caso de Venezuela, que atraviesa una devaluación constante en su moneda.

Muchos profesionales venezolanos han decidido migrar su vida laborar al Internet. Buscan estabilizar sus ingresos y ofrecen sus servicios en la red; donde pueden conseguir trabajos que paguen en moneda extranjera. El problema surge cuando ese dinero debe ser depositado en alguna cuenta bancaria.

En el país no todos los ciudadanos tienen la posibilidad de abrir una cuenta en dólares. Así que deben recurrir a plataformas virtuales donde guardar sus divisas. Mas el porcentaje que cobran por transacción representa una pérdida grande para los freelancer; cada céntimo cuenta y no pueden darse el lujo de perderlos en trámites.

Además, en el último año, ha surgido un inconveniente con la plataforma más conocida y usada en Venezuela: PayPal. La empresa ha comenzado a cerrar cuentas; y las personas pierden su dinero, o lo tienen limitado por 180 días. Algunos logran recuperar lo que hay en la cuenta, pero otros no.

El bloqueo o limitación de cuentas por parte de PayPal ha puesto en la mesa las criptomonedas como medio de pago. Muchos freenlancer prefieren que sus trabajos sean remunerados en monedas virtuales. No corren el riesgo de ser bloqueados y tienen distintas opciones para gastar, cambiar o vender su dinero electrónico.

Los trabajadores por Internet han popularizado el uso de Steemit, como respuesta a la problemática de PayPal. Steemit es una plataforma que permite sacar réditos de una información. ¿Y qué tiene que ver esta red con las criptomonedas? Lo novedoso de esta página es que posee su propia moneda virtual llamada Steem.

Gracias a la plataforma muchas personas en Venezuela han logrado equilibrar sus ingresos. Las criptomonedas como forma de pago son una alternativa viable para muchos freelancer. No deben someterse a procesos bancarios; sus transacciones no tienen límites geográficos y resguardan su dinero en un solo lugar.

Monedas virtuales para todos los pagos

El uso de las criptomonedas como medio de pago no es exclusivo de los trabajadores del Internet. Muchas empresas han considerado esta moneda como forma parcial o total de pago para los sueldos de los empleados. Es el caso de Structur3d Printing, que ofrece a sus trabajadores pago en bitcoin.

De igual modo procede la compañía GMO Internet, que propone colocar en nómina el bitcoin. No es una obligación que los empleados cobren en esta moneda virtual sus sueldos, pero es una opción a la que muchos se ven tentados. Será por el mutuo acuerdo el uso de las criptomonedas como medio de pago.

Algunos baches en el camino

Es posible que las monedas virtuales se estén apoderando del mundo. Son más las ventajas que las desventajas que se observan, pero no todo es color de rosa para muchos. Las pequeñas empresas aún no ven factible el uso de ellas, debido a las altas comisiones por operación. Además, en algunos casos la verificación de la transacción puede tardar hasta una hora en realizarse. Con lo cual no es factible este lapso para un micropago.

Sin prestar atención a los contra se espera que puedan usarse las distintas criptomonedas como medio de pago. A esto apuesta BitPay, quien anunció que tendrá una tarjeta prepago para facilitar las transacciones bitcoin y litecoin. Funcionará como una tarjeta de crédito prepagada normal, pero su emisión ha sufrido ciertos retrasos.

Las posibilidades son muchas. La tecnología trajo avances, no solo en términos de inversión financiera, la vida diaria ha adquirido especial protagonismo en el Internet. Trabajos, plataformas sociales, medios audiovisuales, entre otros han llegado para instalarse en la web.

Las criptomonedas como medio de pago son una realidad que se expande. Desde poder comprar productos, comida o servicios; hasta ahorrar, financiar proyectos, hacer pagos de nómina y donaciones. Su uso no se limita y promete convertirse en una moneda mundial. Parece que se acerca una nueva era que apunta a una democracia financiera.

Préstamos peer to peer

Préstamos peer to peer

Una red peer to peer se traduce en español como una red entre pares o entre iguales; es una red de computadores que comparten archivos, sin necesidad de servidor ni clientes. Todos los usuarios de esta red funcionan tanto como receptores y distribuidores de la información; son llamados nodos de red. Estas redes trabajan superpuestas en capas en Internet, que, debemos destacar es otra red pública. Los préstamos peer to peer funcionan iguales.

Una de las ventajas de este sistema es que estas redes permiten aprovecharse del uso del ancho de banda de cada uno de los usuarios; de modo que, las conexiones y transferencias son más rápidas que el método tradicional con servidor.  Algunos usuarios se aprovechan de esta misma característica para compartir información cuyo contenido esté sujeto a Copyright.

Préstamos peer to peer leading

Los préstamos peer to peer, son aquellos que conocemos como préstamos de persona a persona; también se le conoce como social lending o crowdlending. Aunque el préstamo entre particulares  es una práctica antigua, se ha visto renovada con el uso de Internet, las redes sociales y la transferencia peer to peer.

Es una operación por medio de la cual los individuos o las pequeñas empresas pueden conseguir microcréditos, sin necesidad de pasar por un banco o alguna otra entidad financiera.

Usualmente, las solicitudes provienen de personas o empresas que no tienen ninguna posibilidad de acceder a un crédito bancario; lo que, en consecuencia, genera unas tasas de interés altas, que puede oscilar en el 5% y el 15%, con lo cual el prestamista tiene un mayor riesgo.

Ante la buena receptividad del método se ha incentivado la creación de una amplia variedad de plataformas que permiten solicitar u otorgar estos financiamientos. El auge de este tipo de préstamos ha aumentado entre la población joven que realiza todas sus transacciones por Internet.

Este modelo de financiación lleva tiempo en funcionamiento, el mercado lo lidera Reino Unido, le sigue Estados Unidos y Europa. Según un estudio de la Universidad de Cambridge, en el año 2013 se contaba con un crecimiento de 144%, recaudando hasta 2,95 millones de euros.

Modelos de préstamos peer to peer

Existen dos modelos distintos: el de mercado, que opera como un sitio de subastas, donde los prestamistas compiten ofreciendo mejorar las tasas de interés y los montos; mientras los prestatarios hacen lo propio exponiendo sus intenciones o fiabilidad. El otro modelo es el de familias y amigos que suele aplicarse entre gente ya conocida en la misma plataforma.

Con esta modalidad no hay manera de tener una garantía real con la retorno del dinero por parte del prestamista; a esto se le conoce como secured person to person lending.

En correspondencia, los prestatarios deben presentar un historial crediticio que empezará a avalar la clasificación de fiabilidad de las plataformas. En ese sentido, se crea el direct lending, donde el prestamista elige a quien desea prestar su dinero; y el pooled lending, situación en la que el prestamista le presta a otro grupo de prestamistas.

Lo más importante al momento de ejercer como prestamista es diversificar el riesgo, aportando pequeñas cantidades en múltiples operaciones. Al asumir mínimos riesgos se puede obtener una rentabilidad cercana al 7%.

Cómo funcionan

El solicitante debe llenar un formulario donde describirá su proyecto o propuesta, en él deberá indicar cuánto dinero solicita. Este formulario es recibido por la empresa de crowdlending; quienes, una vez analizado el perfil, contactará al solicitante para asesorar y discutir la viabilidad del préstamo. Al tener esta información, la empresa evaluará la solvencia y morosidad del solicitante; así como los últimos beneficios que haya reportado.

Pasado las dos verificaciones anteriores la plataforma publica la solicitud junto con el resto de solicitantes. La página principal publicará todo lo anterior junto con el tipo de interés al que presta el dinero y la rentabilidad que recibirá el prestamista. Finalmente, cuando se recauda el total del monto solicitado; la plataforma de p2p formaliza el préstamo y le asigna las cuotas que deberá pagar en el sistema a los inversores.

Existen diversas plataformas que ofrecen la oportunidad de hacer préstamos peer to peer; algunas ofrecen como ventaja la garantía de obtener el retorno de la inversión. Esto es posible debido a que la empresa recompra el préstamo y se lo devuelve al prestamista. Aún así, las mismas advierten la posibilidad de una pérdida temporal o especifican el riesgo de gestión.

Forex qué es y cómo invierto

Forex qué es y cómo invierto

Definamos el Forex

Forex (Foreing Exchange) o conocido por sus siglas FX, es un mercado de divisas descentralizado que agrupa o maneja todas las divisas que se operan en el mundo.

Este mercado tiene como objetivo facilitar el flujo de las monedas en el comercio internacional. Es uno de los mercados financieros más grandes; pudiendo llegar a manejar 5 billones de dólares en un día de transacciones normales.

La cantidad que puede manejar a diario puede ser mayor al que opera Wall Street, por lo que incursionar en este mercado sin la experiencia necesaria puede ser una práctica muy arriesgada.

Opera de lunes a viernes y las 24 horas del día, pasando de un mercado a otro mientras esté abierto. Tiene un gran volumen de transacciones por lo que posee gran liquidez; pero en la misma medida tiene una variedad de factores que pueden intervenir en el mercado.

Su funcionamiento

El Forex es una práctica especulativa, cuya actividad no es ilegal pero sí bastante arriesgada para ejercerla sin conocimiento alguno de los mercados. De allí que le recomendamos, si desea iniciar en él, primero entrenarse con otros mercados más pequeños.

En esta plataforma es posible operar con fondos, ETFs o CFDs; siendo esta última la más popular. El trading con CFDs se realiza en pares de divisas.

Imaginemos que usted va a viajar de Europa a EEUU y necesita cambiar euros a dólares. Para ello, necesitará ir a una casa de cambio que realice la operación. Con esta acción usted ha participado en el Forex, pero si usted posee una cuenta con la que desea realizar esa misma operación podría hacerlo un tiempo antes viendo cómo fluctúan las monedas en relación con el mercado.

El mercado funciona según la cantidad de gente que desee invertir; a mayor cantidad de inversionistas en una moneda, mayor será su cotización. Si se tiene una buena intuición puede comprar al inicio de la puja y esperar que este aumente un poco y vender cuando la demanda sea mayor. No se gana mucho, pero realizando esto varias veces en un día; y con un capital grande podrá ver los resultados más pronto.

Si bien el forex no está centralizado es necesario aclarar que los gobiernos tienen muchas maneras de influir en él y manipular el precio de sus divisas con facilidad; de ese modo, mantienen cierto control cambiario para no causar desequilibrios. Los brokers o corredores también pueden manipular los precios generando para ellos ganancias adicionales a las que les cobran a los clientes.

Cómo invertir en Forex

Una vez que se haya decidido a invertir lo mejor es recurrir a la experiencia de un broker pero si desea hacerlo por su cuenta debe preguntarse qué quiere hacer si invertir a largo o a corto plazo; así cómo cuanto espera recaudar en esos lapsos. Una vez establecido esto y debe estudiar los mercados en los que quiere incursionar.

Cuenta o broker

Para empezar necesitas abrir una cuenta en la página de trading y seguir los pasos que te solicitan; te pedirán una serie de documentos que ayudarán a verificar tu identidad y dirección.

También puedes buscar a un broker que lleve la cuenta, eso sí primero asegúrate que sea alguien de confianza; que lleve varios productos y que esté regulado por algún organismo internacional. Siempre es bueno revisar la página web del broker, cómo está construida y los comentarios de otros usuarios.

Divisas

La divisa con la que se inicia en el mercado se llama divisa base; y la que se va a comprar o está en el proyecto de inversión se llama divisa objetivo. Es por ello que al principio observará lo que en el mercado deberá pagar con la divisa base por la divisa objetivo. A esto se le conoce como pares de divisas; para comenzar es recomendable hacerlo con aquellas monedas que tengan una alta demanda.

Análisis del mercado

Siempre es recomendable instalar algún programa que te ayude a realizar los análisis técnicos; este análisis revisará el comportamiento anterior de la divisa mediante gráficos, ante este escenario solo queda usar la intuición.

También existen los análisis fundamentales que son aquellos factores que pueden influir en el valor de sus divisas; tales como unas elecciones o una crisis.

Forex

Por último, podemos aplicar el análisis de tendencia, que es aquel donde intervienen los “toros” para hacer subir una divisa o los “osos” que son aquellos que estimulan la baja. Esta intervención puede alterar el mercado y llevarnos a tomar una decisión precipitada.

Es necesario conocer un calendario de eventos económicos que, por lo menos, nos permita intuir una cotización mayor o menor de divisas por alguna eventualidad.

Asimismo, se debe escoger un horario para operar; ya que el inicio del mercado comienza en Nueva Zelanda y circula según las horas en que cada país despierta; de allí que opere por 24 horas y se recomiende escoger unas horas al día. Digamos que las más recomendables son las relacionadas con los principales mercados; Nueva York, Londres o Tokio, por poner un ejemplo.

Operaciones y terminología del Forex

Una vez establecido todo esto, su posición se llamará larga, lo que significa que quiere comprar la divisa base. Ya analizados los mercados y decidido a comprar se estará en una posición corta; que es cuando se quiere comprar la divisa objetivo.

El valor entre las divisas se mide en “pips”; es necesario fijarse en el número de “pips” en la pareja de divisas; así se sabrá si se ha ganado o perdido en la operación.

El precio de oferta o “Bid” es la cantidad que esperamos pagar la divisa objetivo; mientras que el precio demanda o “Ask” es el precio de la divisa base. El valor diferencial entre ambas se llama spreed. En líneas generales, esas son las columnas que solemos ver cuando estamos vigilando el mercado.

Se recomienda considerar un margen de operaciones; y nunca invertir más del 2% del total del dinero destinado para las operaciones en una sola divisa.

Para organizar mejor, se pueden realizar órdenes de mercado para ejecutar las compraventas de divisas; órdenes de límites, que fija una meta de alcance por si sube o baja y así vender o comprar en el momento preciso. Esta orden funciona en conjunto con la orden de parada que se le realiza al broker, cuando se trabaja con uno.

forex

Lo mejor del Forex es que podemos trabajar desde la comodidad de nuestras casas

Lo más importante es entender que esto es un trabajo, en muchos casos, psicológico. Si va a iniciarse por su cuenta o a iniciarse en este mundo no debe desesperarse ni intentar abarcar mucho. Es mejor concentrarse en un solo mercado; simplificar en la clave en esta práctica especulativa donde la concentración es un gran aliado.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra , pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
expand_less