El microchip de pago de los suecos, todo lo que un microchip personal puede lograr

El microchip de pago de los suecos, todo lo que un microchip personal puede lograr

Desde hace años Suecia ha ido eliminando el uso del dinero en efectivo; de hecho, es tan acelerada la eliminación que, para el 2025, el gobierno proyecta la supresión total de los billetes. Es así como los suecos han ido un paso más adelante del sistema biométrico de pagos; incorporando un microchip personal de pago; implantados por debajo de la piel.

E-krona ¿una realidad?

Esta decisión ha obligado al gobierno a recalcular costos sociales y culturales; así como el impacto en la población más vieja que no se adapta al uso de starts up y de la tecnología blockchain. Incluso, los suecos están considerando el uso de una moneda digital, la e-krona o mejor conocida como corona electrónica.

Esta moneda es un proyecto impulsado por el Riksbank para mantener un control firme en el suministro del dinero. Sin embargo, James Pomeroy, economista de la HSBC; explica que aún pueden faltar un par de años para que la e-krona salga a la luz y al mercado internacional.

Ante la cantidad de artículos e investigaciones que ha publicado el Riksbank es evidente que la propuesta de la e-krona está viento en popa. El interés porque esta moneda salga a la luz pertenece principalmente al estilo de vida de los suecos; donde ya el dinero en efectivo es casi una ilusión.

rfdi microchip

Las tarjetas pronto serán medio de pagos también obsoletas

Si el banco aún no ha decidido poner a prueba la e-krona es porque aún está ajustando los detalles técnicos, económicos y tecnológicos que esto implica. Por ejemplo, la primera pregunta que tienen que responder las autoridades suecas es ¿qué pasa ante la posibilidad de un apagón? O ¿Cómo se protege este dinero de los piratas electrónicos? El gobernador del banco central sueco, Stefan Ingves, ha declarado “no se puede regresar en el tiempo, pero es necesario encontrar una manera de enfrentar el cambio”. Con estas afirmaciones es claro que las autoridades han asumido el riesgo de apostar por el dinero electrónico.

Cómo funciona el microchip de pago o  el rfid microchip

En una sociedad donde la mayoría de las personas recurren a aplicaciones de pago y donde la quinta parte de sus habitantes ya no usa cajeros electrónicos; es normal que se recurra a métodos que simplifique más los pagos.

De allí que muchos suecos se estén implantando microchips de pago en sus manos. Esta tecnología llamada RFID microchip es usada como tarjeta electrónica para abordar los trenes, comprar en tiendas o abrir puertas; próximamente lo usarán para pagos en restaurantes también.

rfdi microchip

Una pequeña inserción entre el dedo índice y pulgar y podrás pagar en diversos establecimientos

La inserción de estos microchips de pago es muy sencilla. Una aguja inserta el rfid microchip entre los dedos pulgar e índice. Esta herramienta del tamaño de un grano de arroz contiene la información del usuario. La tecnología es una adaptación de los chips que le implantan a las mascotas o a los embarques  para rastrearlos; ahora son las empresas y los condominios quienes lo solicitan.

Esta herramienta permite mantener un rastro de compras y de visitas a lugares que traería ventajas y desventajas para la gente. A diferencia de un carné o de una aplicación en el celular, el microchip de pago y de identidad no puede ser extraviado. Pero a la vez permites que, de algún modo, monitoreen tus pasos;  cosa que parece no disgustarle mucho a los suecos quienes afirman que no tienen problemas en compartir información. Incluso, algunos han llegado a aseverar que esta es una de las causas que ha llevado a Suecia al dinero electrónico.

Las mismas empresas estimulan el uso de pagos electrónicos; pues han observado que el proceso de contar dinero retrasa la labor del cajero. Por la misma razón, los bancos han impulsado el uso de tarjetas y la aplicación de pago Swish. El uso de estos métodos genera dividendos para los bancos y las empresas de tarjetas, con lo que genera puestos de trabajo y fortalece el sistema económico.

La seguridad ante todo

Una de las razones por la que los bancos suecos dejaron de utilizar efectivo fue por motivos de seguridad. En el año 2000 los bancos del país fueron parte de una oleada de robos violentos que elevó la tasa de delitos en la nación. Comparando la tasa de delitos más recientes con la del 2008, el resultado fue abrumador; apenas dos bancos fueron asaltados en el 2017 en contraste con los 210 del 2008.

¿Es posible el biohacking con un rfid microchip?

Existe una variante de los piratas electrónicos con el microchip de pago que se ha llamado biohacking; y refiere a quienes experimentan con la biomedicina. Esta misma variante marca la diferencia entre Suecia y el resto de Europa; pues los biohackers conforman un movimiento transhumanista, que esperan mejorar el cuerpo con el uso de Inteligencia Artificial.

Asimismo, los creadores del microchip de pago aseguran que son “pasivos”; es decir, que a pesar de contener información no pueden leerla. Solo el dispositivo receptor podrá hacerlo y a unos pocos centímetros de distancia.

Los microchip de pago son un subconjunto de rfid que trabajan con la tecnología NFC Near Field Communications (comunicación de campo cercano); lo que le permite resguardar la información limitándola a un rango de 10 cm. No obstante, cada vez que el usuario lo registre dejará un rastro, como lo hace cuando usa sus tarjetas de débito o crédito; esto no marca diferencia alguna con los canales electrónicos habituales.

De algún modo, los jóvenes suecos se sienten tranquilos de usar sus microchips de pago; dejando atrás a la población más vieja que le cuesta adaptarse a la velocidad de los cambios tecnológicos.

Freelancer y los nómadas digitales, similitudes y diferencias

Freelancer y los nómadas digitales, similitudes y diferencias

Trabajar desde casa, como freelancer online no es una labor fácil, requiere disciplina y una buena distribución del tiempo. Si te independizaste para escapar de la rutina laboral podemos asegurarte que hay un paso más allá para la experiencia del home office o freelancer y son los nómadas digitales. ¿Cuál es la diferencia entre los freelancers y los nómadas digitales? Sencillo, el primero no necesariamente involucra al segundo pero sí al contrario.

Empecemos por definir qué es un nómada digital. El perfil de este profesional corresponde a una persona que usa la tecnología para producir dinero y, a la par, llevar un estilo de vida nómada. Estos pueden trabajar desde casi cualquier lugar (casa, cafeterías, lugares públicos, etc), sin importar la hora e, incluso, para diversos organismos.

Se valen del concepto tradicional de nómadas para señalar que no se establecen en ningún lugar específico; la flexibilidad y la libertad es parte de su estilo de vida.

A diferencia de lo que muchas personas piensan no son rebeldes o hippies que decidieron cambiar de estilo de vida por uno más zen; por el contrario, son personas que tienen un proyecto distinto en cuanto a la distribución de su tiempo y, además, lo rentabilizan.

network marketing

Los nómadas digitales no están continuamente de vacaciones, llevan su trabajo consigo mientras viajan, haciéndose responsable de cómo administran su tiempo y dinero.

Tampoco son mochileros que viajan gratis; su estilo de vida sí se transforma en minimalista, pues adquieren una relación distinta con el valor ya que entienden los riesgos de trabajar por su cuenta.

Freelancer vs. los nómadas digitales

Digamos que los freelancers y los nómadas digitales son el resultado de procesos socioeconómicos y laborales del siglo XXI. Por lo general, suelen romper con las estructuras tradicionales del trabajo en cuanto a horario, rutinas y distribución geográfica.

Ambos profesionales ofrecen sus servicios a empresas para trabajar desde casa o desde distintos países; aunque los nómadas suelen ofrecer el resultado de sus experiencias a negocios locales.

Como mencionamos al principio, la diferencia entre ambos profesionales es que el freelancer no necesariamente es un nómada digital; pero el nómada digital sí es freelancer. Ambos recurren al uso de las plataformas online para vender sus servicios.

La diferencia radica en el estilo de vida que adquiere uno y otro; y en el concepto de trabajo que manejan, muchos freelancer recurren a la profesión como un medio para generar ingresos extras, mientras que los nómadas digitales se conciben como emprendedores digitales. En ese caso, el primero tiene una rutina de trabajo extra que lo obliga a desmejorar su calidad de vida, contrario a lo que experimenta el nómada digital.

De los periodistas de viaje al networking marketing

Digamos que los primeros nómadas digitales fueron los periodistas de viajes que recorrían al mundo por trabajo, reseñando estilos de vida e incluso conflictos. Sin embargo, en la actualidad, se ha diversificado mucho más las profesiones. Ahora podemos encontrar administradores de blog; conferencistas; clases o consultorías online; escritores; desarrolladores webs y hasta traductores.

Estos recurren al networking marketing en páginas como Workana o Steemit donde obtendrán réditos al ofrecer su conocimiento, fotos, servicios o recomendaciones.

Asimismo, recurren a páginas como Couchsourfing o AirBnb para encontrar alojamiento más económico dado que sus estancias son diversas a las de cualquier turista. En ese sentido, observamos que los nómadas digitales son grandes colaboradores de la economía naranja y de la colaborativa.

Ventajas de la vida nómada digital

Ser nómada digital te da la oportunidad de ser dueño de tu propio negocio y de expandir las posibilidades de profesionalización. Para triunfar en este modo de vida es necesario cambiar las perspectivas tradicionales del trabajo a realizar, es necesario innovar ya que esto le dará una mejor manera de vender su material.

Otra ventaja que ofrece este tipo de trabajo es la flexibilidad, pero esto implica también una desventaja; pues existe la posibilidad de encontrar trabajos en un huso horario diferente al que te encuentras.

Además, la disciplina es una herramienta fundamental: saber administrar muy bien la distribución de su tiempo y entender que siempre dependerá del servicio de Internet, son algunas de las claves para triunfar como nómada digital.

Desventajas de la vida nómada digital

La conexión a Internet es una de las desventajas planteadas en estas formas de trabajo; pues al ser este el medio principal de presentar sus proyectos o resultados siempre prelará la disposición de wifi o conexión de banda ancha en los lugares donde se hospede.

El riesgo personal es otra de las desventajas planteadas en los nómadas digitales; al viajar con su equipo encima se encuentra expuesto a las costumbres locales y eso puede involucrar índices de robo. También el riesgo es económico pues al no tener una fuente garantizada de renta se le hace imperativo ahorrar el dinero por cualquier medio.

Un factor que algunos considerarían desventajas y otros no, es que los nómadas digitales no tienen vacaciones. Contrario a lo que se piensa, al ser un trabajador independiente, la fuente de dinero debe ser constante por lo que es más difícil que tomen vacaciones. Mas, los nómadas digitales suelen disfrutarse su trabajo por lo que cumplen con aquella frase que reza: “encuentra un trabajo que ames y no trabajarás más nunca en la vida”.

La verdad es que las diferencias entre los freelancers y los nómadas digitales son mínimas; por el contrario, son más las características que tienen en común. Aun así, las diferencias radicarán en el proyecto de vida y cómo asumas la profesionalización de cualquiera de los dos trabajos. Los nómadas digitales nos dan una gran lección de vida al romper parámetros.

¿Qué es el sistema biométrico de pagos?

¿Qué es el sistema biométrico de pagos?

La tecnología nos ha dado múltiples herramientas para hacer nuestras tareas diarias más sencillas o seguras. En la búsqueda de constantes actualizaciones y nuevos métodos, surge la biometría como una forma de tener control y seguridad sobre la identidad. Recientemente, la banca ha integrado el sistema biométrico de pago como parte de sus actualizaciones de la banca virtual.

La biometría es un método de estudio para el reconocimiento físico de las personas; basado en uno o más rasgos conductuales o físicos. Por lo general, se utiliza esta herramienta para analizar huellas dactilares, retina, patrones faciales o de las manos. En la actualidad, este sistema biométrico se usa para el control y resguardo de datos; muchos teléfonos inteligentes incorporan ya esta tecnología.

El sistema biométrico de pago propone alternativas de autenticación, basado en elementos como la huella digital, reconocimiento facial o ritmo cardíaco. El lector de huellas es el método, que hasta el momento, se ha constituido como el más efectivo a la hora de realizar pagos digitales. Es una forma de verificar la identidad del titular y mantener la seguridad del tarjetahabiente.

La autenticación que ofrece el sistema biométrico de pago elimina la necesidad de aprender múltiples contraseñas; pues la información es única para cada persona. Asimismo, el método permite acelerar los procesos de pago, tanto para el comprador como para el vendedor.

¿Cómo funciona el sistema biométrico de pago?

El sistema está compuesto por un programa informático, un lector de tarjetas y otro de huellas; este último es una extensión USB que permite escanear las líneas de identidad del usuario.

La entidad bancaria deberá tener a disposición una base de datos en el terminal biométrico de venta que podrá compartirse entre varias tiendas de un mismo comerciante. Para ello el comprador deberá registrar sus datos personales y asociarlos a su cuenta bancaria. En general, solo con el programa y el lector de huellas basta, sin embargo, el lector de tarjeta se suele usar como respaldo en caso de que el primero falle.

Existen dos maneras de utilizar el sistema biométrico de pago: a través del sistema prepago; donde el cliente realiza una carga de dinero del que se va descontando a medida que gasta. Y el pago por domiciliación; donde el cliente gasta y a final de mes recibirá la suma de sus gastos.

Mastercard y Banco de Venezuela – Banca móvil

Mastercard ha incorporado la Verificación de Identidad que le permite al usuario hacer pagos y autenticar su identidad a través de una app. En ese caso no solo basta la verificación, el cliente deberá aprobar el pago para que pueda ocurrir la transacción.

En ese sentido, desarrolla también la Mastercard Identity Check, un producto que trabajará también con el lector de huellas y con el cual esperan convertirse en la tarjeta del futuro en cuanto a pago se refiere. La tecnología ya se ha implementado en 11 países.

Por su parte, en Venezuela el proyecto piloto lo implementa el Banco de Venezuela quien desde mediados de 2017 ha llevado a cabo el sistema biometrico llamado Biopago BDV.

Para poder cancelar sus compras, el usuario deberá indicar el número de identificación personal, mejor conocido como cédula de identidad; señalar el producto (tipo de tarjeta) con el que cancelará; el tipo de cuenta afiliada al producto; así como colocar su dedo en el captahuella.

Este sistema permite reducir las operaciones fraudulentas como la usurpación de identidad y evitaría el engorroso trámite por el que tiene que pasar un usuario al momento de olvidar sus contraseñas. Según estudios realizados por la misma empresa Mastercard el 80% de las personas reconocen olvidar sus claves; asimismo la investigación arrojó que es necesario un tiempo de 11 minutos para recuperarla.

De modo que, el sistema biométrico de pago, en conjunto con la tecnología blockchain; la inteligencia artificial y la Machine Learning llegaron para transformar los medios digitales y poner a prueba nuestra facilidad de decisión al momento de cancelar una compra.

La economía gig se apodera del mundo de forma rápida

La economía gig se apodera del mundo de forma rápida

Con la aparición de las nuevas tecnología es necesario crear conceptos que puedan explicar los distintos fenómenos que se desarrollan. En un mundo donde el Internet, las comunicaciones instantáneas y la inmediatez, crecen a pasos agigantados; nace el término “economía gig”, para explicar una compleja red.

La economía gig es un concepto que aparece en el panorama gracias a los cambios producidos en el sector laboral. La fuerza de trabajo está mutando hacia nuevas tecnologías, pronto este tipo de economía será la regla y no la excepción.

¿Qué es un gig?

El gig es un tipo de empleo que ocurre en la industria musical; se trata de contratar a músicos para eventos muy específicos. Los artistas realizan su presentación y así finalizan el contrato. De este pequeño trabajo nació el concepto de economía gig. Podemos definirlo como el mercado laboral en el cual los empleadores y trabajadores independientes se contactan para realizar tareas a corto plazo. Todos ellos trabas por internet.

El espacio ideal para los freelancer

En decir, la economía gig es aquella donde los freelancer encuentran actividades extras para aumentar sus ingresos. El pago solo es cancelado al terminar una tarea o las que incluyeran la contratación. Por lo general, los trabajadores independientes son requeridos por poco tiempo y para trabajos especializados.

Los trabajadores autónomos no nacen en esta economía, vienen operando desde mucho antes; pero las plataformas digitales han facilitado las conexiones entre los empleados independientes y las ofertas de trabajo.

Una economía desde el Internet

La economía gig opera en el mundo del Internet, con plataformas online que sirven como mediadores entre las personas que ofrecen y las que buscan trabajos. En estos espacios los autónomos tienen contacto directo con los demandantes esporádicos.

De este modo, surge una nueva forma de desarrollo del mundo laboral; no por el tipo de prácticas, ya que desde hace muchos años los autónomos han existido y trabajado en proyectos a corto plazo, como en la industria musical los gigs. Es novedoso por los medios donde se desenvuelven las actividades. Ya no existen fronteras geográficas; los trabajadores independientes tienen enormes posibilidades laborales al alcance de un clic.

Incluso las formas de pago no están condicionadas por una moneda local. Con la aparición de las criptomonedas los trabajadores no se ven limitados, pueden cambiar sus ingresos a cualquier moneda del mundo sin ningún problema. Un hecho que contribuye aún más a la eliminación del papel moneda. Las transacciones pasan a ser un asunto digital, el valor del dinero físico pierde protagonismo en la economía gig.

Este ejercicio permite la libertad financiera en pagos y trabajos. Es una economía hecha a medida, los tiempos dedicados a las tareas se pueden controlar; también qué actividades se aceptan realizar y bajo qué términos se harán.

El trabajador goza de mayor libertad dentro de la economía gig; sistema que hace el cruce ideal entre casi todas las industrias, puestos de trabajo, salarios y horarios. Las colaboraciones breves de los trabajadores autónomos con los demandantes son cada vez más comunes; no solo como una forma de generar ingresos extras, muchas personas toman el trabajo independiente como su fuente principal de empleo.

Distintos tipos de autónomos y trabajos gigs

Al comienzo de la tendencia gig, se recurría a pequeños trabajos como una forma de afrontar la situación de desempleo, o para solventar momentos de necesidad económica. En la actualidad, un gran grupo de personas toman los trabajos a corto plazo como única forma de subsistir.

Dentro de la economía gig existen distintos trabajadores independientes. Se pueden dividir en cuatro categorías, según sea su razón de pertenecer a este tipo de trabajos:

  • Los asalariados ocasionales: dentro del mundo de los autónomos, este tipo de trabajadores recurren a la economía gig por elección propia y para generar más ingresos. No es su empleo principal, pero los ayuda a obtener otras ganancias.
  • Los agentes libres: es muy común en los jóvenes de hoy en día recurrir a los trabajos gig como fuente primaria de ingresos. Los trabajadores libres usan las plataformas digitales para concentrar su fuerza laboral y ganar todo su dinero de estas.
  • Los financieramente atados: este tipo de trabajadores se ven en la necesidad de encontrar actividades breves para solventar el desempleo. Sus ingresos primarios los consiguen dentro de la economía gig por obligación; ya que no tienen otros medios.
  • Los reacios: este grupo de trabajadores autónomos obtienen sus ingresos de colaboraciones breves, pero prefieren los trabajos tradicionales.

La economía gig ha demostrado tener una amplia gama de formas, tamaños y colores; tanto en freelancer como en opciones de empleo. Las dos formas comunes en que los trabajos se dan son: aquellos basados en la web y los que se basan en la localidad.

Los trabajos para autónomos que tienen su utilidad solo en la web, no conocen barreras de ningún tipo y pueden realizarse de forma remota. Por otro lado, los que están basados en la localidad requieren una presencia física, como es el caso de Uber.  En el último tipo, las plataformas digitales siguen funcionando como mediadores, pero el trabajo se desempeña en un lugar físico; se necesita la presencia del trabajador.

Gigs para todas las edades

Las nuevas generaciones han expresado un gran interés por los trabajos de la economía gig. Ven la libertad laboral tan anhelada en este tipo de actividades, en las que son gestores de su tiempo, dinero y trabajo. Debido a las crisis financieras que se han vivido a nivel mundial en los últimos años; personas de todas las generaciones se han se han sumergido en el mundo del trabajo independiente, resolviendo situaciones de desempleo.

La economía gig no es exclusiva para los más jóvenes; individuos de todas las edades han recurrido a ella para enfrentar adversidades; o para ganar más dinero. Sin embargo, actualmente se presentan importantes desventajas para esta modalidad de trabajo.

Un mercado con total libertad

Los freenlancer no poseen un seguro laboral, ni plan de jubilación; a esto hay que sumarle que ellos son los que prestan la fuerza de trabajo y las herramientas, cargando con todos los gastos. Por lo general, esto resulta con un porcentaje de las ganancias muy bajo.

La economía de la independencia, llamada así por alguno de sus defensores; funciona mediante la economía colaborativa, donde se vale de la experiencia de los usuarios y sus calificaciones. Si una plataforma tiene más usuarios, es probable que las ganancias que allí se generen sean mayores.

Al tener más usuarios las demanda de empleos será mayor; y los precios por trabajos se ven afectados. Si hay mil personas ofreciendo un servicio, los empleadores tienen la opción de bajar los precios a su gusto, y el ganador, en muchos casos; será al que acepte hacer la tarea por un costo menor.

Aunque algunas plataformas establecen un mínimo de pago, los contratista han encontrado formas de huir de esta regla, pagando a los autónomos cantidades de dinero muy bajas para los trabajos que requieren. El mercado del Internet es totalmente libre y no hay nada que proteja a los freenlancer de la explotación, más que su capacidad para decir “no”.

Beneficios más allá de las ganancias

A pesar de las desventajas laborales que supone ser un trabajador independiente, estos están creciendo y convirtiéndose en un porcentaje de la población muy grande. Solo en Estados Unidos y Europa, del 20 al 30% de los ciudadanos realizan actividades en la economía gig. Estas cifras prometen aumentar con rapidez en los próximos años.

Se estima que para el 2020 el 40% de la fuerza laboral esté conformada por trabajadores independientes. Las reglas del mercado están cambiando hacía un espacio laboral netamente digital, con sus variaciones y características.

Importantes empresas están implementando el trabajo desde casa en sus nóminas. Como Amazon, que busca trabajadores independientes para desempeñarse en atención al cliente, desde su hogar; y GitHub, empresa creadora de software; que requiere ingenieros que programen desde casa. Reducen costos y se adaptan a las nuevas tendencias de la economía: que apunta a ser gig, a como de lugar.

La economía gig se apodera del mundo de forma rápida, las persona se valen de ella para lograr beneficios.  Más allá de las ganancias, es un modelo que permite el control por parte del trabajador. Este nuevo sistema, en desarrollo, aún debe solventar distintos problemas y las reglas de protección laboral deben transformarse hacia la era digital.

¿Es posible la eliminación total del dinero en efectivo?

¿Es posible la eliminación total del dinero en efectivo?

Cada día son más los avances en distintas áreas que logran cambiar al mundo. A mediados de los años setenta los inventos que hoy son comunes eran parte de la ficción. Con las nuevas tecnologías, objetos de uso diario se han vuelto casi incensarios y le han dado paso al desarrollo. Aunque parezca algo poco probable el mundo se está acercando a la eliminación del papel moneda o efectivo.

El fin del efectivo se acerca

El papel moneda tuvo su origen en China, donde nació el papel, a mediados del siglo VII. Fue en el año 812 que se estableció su uso. En Europa, esta forma de intercambio se usó por primera vez en Suecia en el año 1661; funcionaba como un respaldo para las personas que depositaban oro o plata en el banco.

Gracias al papel moneda, muchas transacciones se facilitaron. Se consiguió un sistema con el que se podía dar un valor exacto a los bienes y servicios. El trueque perdió protagonismo para darle paso al dinero en efectivo, método que se sigue usando en la actualidad. Pero el mundo avanza y las prácticas se van volviendo obsoletas; de allí que la eliminación del papel moneda o efectivo anuncie su llegada en un futuro cercano.

Un mundo sin efectivo no es un hecho que pueda producirse de inmediato, o por lo menos dentro de los próximos 10 años. Sin embargo, hay países donde el efectivo casi no se usa y sus gobiernos han considerado la posibilidad de eliminar el papel moneda.

La eliminación del efectivo, un avance natural

Las personas han migrado a medios de pago digitales, como las tarjetas de crédito, débito o transferencias electrónicas. La aparición de los celulares inteligentes ha facilitado esta última práctica.

Suecia y Dinamarca son los pioneros en la eliminación del papel moneda. Sus pobladores, desde hace algunos años, han dejado de lado los pagos en efectivo. Dinamarca estableció el 2016 como el año de partida para la eliminación del dinero en efectivo por completo; y lo ha ido logrando. El uso de esta forma de pago ha disminuido en un 90%. Hoy en día es muy escaso el papel moneda en uso, aquellos que aún lo tienen le atribuyen más que nada un valor simbólico como parte de la identidad de la nación.

Se ha determinado que en el país todos los adultos poseen una tarjeta de crédito; y todos los establecimientos comerciales aceptan pagos con tarjetas. El sistema se ha prestado para que ocurra la eliminación del papel moneda.

En Dinamarca ya es legal que los comercios puedan rechazar el pago en papel moneda o efectivo. La transición se da poco a poco. Para completar el proceso deben evaluarse muchos factores y tomar en cuenta las implicaciones de acabar con el efectivo por completo. Aunque no parece haber causado inconvenientes, hasta ahora; es un cambio que necesita cuidado.

Suecia es otro país donde el escenario está dado para eliminar el papel moneda. En ese país los billetes y las monedas representan un porcentaje muy bajo dentro del PIB nacional, un aproximado del 2%. La eliminación del papel moneda ha llegado hasta los baños públicos de esta región, donde se ha instaurado el uso de medios digitales para cancelar la entrada.

En actividades tan sencillas, como ir al baño, los medios digitales están tomando protagonismo. El dinero en efectivo le da paso a un nuevo método, acorde a las tecnologías que dominan al mundo. No es descabellado pensar que de aquí a algunos años la eliminación del papel moneda en todo el mundo será una realidad.

Un cambio que genera disgustos y festejos

No todo el mundo festeja que el dinero en efectivo desaparezca por completo. Existen grupos que se oponen a esta medida, señalando que debe existir la opción de trabajar con papel monda, elegir representa libertad e independencia financiera.

Son muchas las ventajas que hay en la eliminación del papel moneda, se pueden erradicar los costos de fabricación, producción y traslado. Las formas de pago electrónicas son más rápidas, ecológicas y limpias, ya que en los billetes hay millones de bacterias.

Resultado de imagen para papel moneda bacterias

Al manejar dinero, ya sea en forma de billetes o monedas, nos enfrentamos a más de 26 mil tipos distintos de bacterias que arriesgan nuestra salud

La red de producción del papel moneda es compleja, y ha traído consigo muchas estafas, tanto al Estado como a particulares. Las falsificaciones y robos son comunes con el dinero físico. Sin embargo, los pagos del mundo digital tampoco son perfectos. Todas las transacciones pueden ser rastreadas, lo que facilita las prácticas maliciosas por delincuentes de la red.

A pesar de que las desventajas en la eliminación del papel moneda pueden causar temor; en Suecia el 95% de la compras diarias o al por menor, se hacen con dinero electrónico. Los aspectos más preocupantes son las tasas de interés negativas y los adultos mayores que se puedan oponer al cambio.

El futuro llega sin dinero en efectivo

Los países nórdicos apuntan a una economía sin dinero en efectivo. Existe oposición a este cambio, pero es una transformación que los mismos ciudadanos han llevado a cabo.

En vista del rumbo que toma el sistema monetario, Suecia ha puesto sobre la mesa, en un futuro lejano, ser una de las primeras economías del mundo en usar criptomonedas como medios de pago; proponen la creación de la e-corona. Pero es un plan que necesita desarrollarse por completo.

Resultado de imagen para criptomoneda

Las criptomonedas son monedas virtuales, que pueden ser intercambiadas y operadas como cualquier otra divisa tradicional, con la diferencia de que están fuera del control de los gobiernos e instituciones financieras

El mundo se dirige hacia la innovación en todos los aspectos, incluyendo la eliminación del papel moneda. El camino es largo, pero todo indica que es posible. Por ahora solo los países más desarrollados son los pioneros de este movimiento. El resto del mundo avanza con más lentitud, un caminar pausado que no descarta el fin del papel moneda.

¿Qué es Fintech y cuál es su aplicación en la banca?

¿Qué es Fintech y cuál es su aplicación en la banca?

Actualmente la tecnología ha agilizado muchos de los procesos de compraventa que se manejan en el mercado. Desde solicitar un taxi a través de una aplicación en el teléfono móvil hasta la compra de inmuebles. Sin embargo, procedimientos tan sencillos requieren de pares comerciales que no se ven en un primer plano; uno de ellos es el uso de las Fintech en la banca.

Definición de la fintech

Fintech es el acrónimo del término Financial Technology, que en español se traduce como tecnología financiera. Y como bien señala, es tecnología aplicada a la industria financiera dirigida a sus actividades; estas pueden comprender aplicaciones, productos, procesos o modelos de negocios que se planteen por Internet. Por lo general, las Fintech se presentan como startups que esperan captar una parte del mercado sin necesidad de intermediarios.

Las fintech pueden existir por sí solas como una empresa; donde realmente no les ha ido mal: según el Global Fintech Report del 2017 han registrado un crecimiento anual del 41%, acumulando hasta 40.000 millones de dólares. Ante el avance y la promoción de las startups; la aplicación de las fintech en la banca se hace más que necesaria para desarrollar estrategias que innoven en la world wide web. Algunos bancos se resisten a incorporar esta tecnología a sus sistemas; no obstante, ya una gran parte de las entidades bancarias han decidido integrarse.

Las aplicaciones de la fintech no es solo para la banca

Los usuarios de las fintech escogen utilizar esta opción porque permite utilizar herramientas de operación; medios de pago; conocimiento del cliente; seguridad; identificación de personas y dinero electrónico de modo sencillo y eficiente. Para ello se vale de la tecnología que proporciona la Big Data Analytics, Blockchain, Inteligencia Artificial, Machine Learning, , IoT, biometría y hasta reconocimiento visual; todo esto con la intención de reducir los riesgos asociados al cumplimiento de las normas y la seguridad de los usuarios.

Cabe recordar que desde el año 2008, el sector financiero se ha enfrentado a grandes regulaciones que han sido estrictamente vigiladas. De allí nace el interés y la necesidad de algunas entidades de integrar las fintech en la banca.

Mas no es el único sector que requieren de los servicios de esta startups; sectores como el de seguros, el de retails, el inmobiliario, entre otros necesitará de alguien que mantenga seguro a sus usuarios y lo haga de un modo sencillo. Los países líderes en su aplicación han sido Reino Unido y Estados Unidos.

Incorporación de las fintech en la banca

Las entidades financieras que están decididas a usar esta herramienta, también se encuentran planeando invertir en Inteligencia Artificial que les permita agilizar aún más los procesos.

Ante este panorama los clientes no deben temer pues no se trata de sustituir los procesos tradicionales de seguridad; por el contrario, las fintech en la banca vienen a complementar y hacer más seguros y eficiente los procedimientos. El sistema de inteligencia artificial aprende a partir de la validación de la experiencia humana; es por ello, que de algún modo se debe contar con el consentimiento del usuario.

Hasta el momento el uso de esta tecnología ha favorecido la detección de blanqueo de capitales, cuyo sistema tradicional arroja falsos positivos; mientras que este proceso ayuda a contextualizar todo el evento, es decir, se adelanta al acontecimiento.

El uso de las aplicaciones expone nuestros datos bancarios mucho más de lo que puede hacerlo desde la pc. Aquí es donde entra el uso de las fintech en la banca electrónica, uno de los retos ineludibles es la ciberseguridad desde el móvil; esta se controla desde las rechteg cuyo crecimiento se ha generado casi a la par que las fintech. Ambas tecnologías trabajan en conjunto para detectar el fraude; aunque mucho de estos fraudes se previenen con educación, enseñando al usuario que los datos solicitados son para su protección.

La inclusión de las fintech en la banca asegurará la incorporación de nuevas generaciones; que se sentirán más cómodos con su banco en la medida que este responda y se comunique bien con la tecnología. Hasta el momento, estas startups se presentan como las innovaciones del área queda esperar para ver los resultados precisos de su incorporación en la banca; o si, por el contrario, sobrevivirá solo como un medio de pago seguro al mejor estilo de transferwise.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra , pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
expand_less