Medidas proteccionistas y Donald Trump

Medidas proteccionistas y Donald Trump

Este año 2018, el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, causó gran preocupación a nivel mundial, cuando dio a conocer las medidas proteccionistas sobre los aranceles del acero y el aluminio.

Distintos países expresaron su desacuerdo con el aumento en el costo de las importaciones, y acusaron al presidente de los EEUU de promover una guerra en el comercio mundial. Sus decisiones parecerían atentar contra el libre comercio.

Trump, ha demostrado a lo largo de su gestión, que sus movimientos políticos son nacionalistas y de extrema derecha. No es una sorpresa para muchos que cumpliera con las promesas que hizo durante su campaña. Sin embargo, distintas naciones no lo creían capaz de hacer jugadas económicas tan agresivas.

Ventajas y desventajas

Este tipo de medidas financieras buscan proteger la producción nacional. Se oponen directamente al liberalismo económico y a la libertad de competencia. Las formas más comunes de aplicar medidas proteccionistas en la economía es por medio de aranceles o impuestos a las importaciones.

La mayoría de los movimientos económicos tienen un lado bueno y uno que no lo es tanto. Para algunos especialistas en la materia el proteccionismo económico puede ser nocivo para un país. Este tiende a generar una especie de demanda artificial. Gracias a él se obtienen riquezas en los distintos sectores; sin que las empresas tengan la necesidad de competir para ganarse a los consumidores.

Las ventajas que proclaman los partidarios de los diversos movimientos de protección son muchas. En teoría, se busca que el Estado lidere con firmeza en pro de las empresas y de la producción nacional.

Por medio de distintas medidas proteccionistas, las compañías originarias del país se ven resguardadas de la competencia desleal; y las bruscas estrategias de las empresas transnacionales. Estas decisiones políticas prometen una economía local fuerte e independiente.

La protección económica en distintos países

Aunque se vea con malos ojos las decisiones que Donald Trump ha tomado, no se debe olvidar que muchos de los países desarrollados en la actualidad; han implementado el proteccionismo para alcanzar el bienestar económico.

Alemania y el Reino Unido se caracterizaron por aplicar medidas proteccionistas; para cuidar el producto nacional. En el primer caso, a mediados del siglo XX existió un apogeo de la primera fase del comercio internacional; que, como bien sabemos, terminó con un extremo nacionalismo comercial.

Estados Unidos también fue parte activa de dichas políticas. Entre 1820 y 1930 manejaba impuestos arancelarios del 35% y 48%; uno de los más altos para aquel entonces. Todo era permitido por aquella época donde la Organización Mundial del Comercio aún no existía.

El no libre comercio

Con la intención de volver al país como el descrito anteriormente; Trump apuesta por el nacionalismo en todos los aspectos de su gobierno. Ya ha aumentado los impuestos a China y Corea sobre los paneles solares y las lavadoras. Ahora incrementa en un 25% los aranceles del acero y en 10% el del aluminio.

¿Atenta contra el libre comercio? Todo parece indicar que sí. Ya no se vive en la época donde las medidas de protección eran admitidas. Hoy en día la OMC tiene los ojos puestos en el presidente norteamericano. La Unión Europea y China han advertido que tomarán cartas en el asunto.

Trump busca cumplir con todo lo que ha prometido, defiende la producción nacional; pero muchos de los empresarios de su país mostraron disgusto por estas medidas proteccionistas. La mano de obra barata de la que se valen para vender productos a bajo costo se ve amenazada.

Esto traerá como consecuencias un aumento sustancial en los materiales de producción de las empresas de EEUU. Esto podría generar un aumento en los precios de los bienes; lo que disminuirá la demanda por parte de los consumidores.

Es una red compleja de actividades conectadas entre sí. Ninguna medida tomada por una potencia mundial como Estados Unidos puede pasar desapercibida. Es una de las naciones importadoras más grande del mundo. Se vale de la mano de obra barata de países cuyos sindicatos de trabajadores funcionen mal para enriquecerse.

Todo esto forma parte de un sistema que ha permanecido por años; generando riquezas a grandes compañías y empobreciendo a países menos desarrollados. Pero Trump no está defendiendo a estas naciones pobres. Busca volver a la “América buena” otra vez.

Proteccionismo para algunos

¿Cuál parece ser el problema real? Una parte del mundo quiere señalar al mandatario como un villano mientras que otra parte lo ve como el salvador. Dejan de lado las medidas proteccionistas que se están usando en la actualidad para favorecer a distintas naciones.

La Unión Europea aplica fuertes aranceles a las importaciones chinas, para proteger a sus naciones de la abundante producción de este país; que, además, cuenta con una mano de obra sumamente barata. Sus impuestos a esta nación alcanzan el 26,6%, una clase de proteccionismo, que al parecer, Trump no tiene permitido aspirar.

Muchas de las naciones europeas consideran las medidas proteccionistas como una forma de defensa aceptada cuando se basa en la sustentabilidad. Suiza es uno de los países que aplica lo que ellos mismos llaman “protección fronteriza”.

La supuesta libertad de mercado falla a favor de las naciones más pobres que no tienen  el privilegio, ni la capacidad de enfrentarse a las grandes potencias mundiales; que se rigen mediante algunas políticas económicas de protección.

Parece que el proteccionismo es un tema negativo para algunos países; mientras que otros tienen la libertad de aplicarlo sin ningún problema. Sin embargo, el miedo que existe en el mundo ante tales decisiones de Trump se genera debido a su arraigado nacionalismo; un característica que a lo largo de la historia no se ha desarrollado bien.

La combinación nacionalismo extremo con políticas proteccionistas nunca ha llegado a dar resultados favorecedores. Los horrores sociales de la Segunda Guerra Mundial ponen en alerta al mundo cuando algún mandatario aparece con ideas radicales.

Medidas de protección económicas en etapa inicial

Se debe pensar con profundidad cómo estas medidas pueden ser vitales para el desarrollo económico de una nación. No son siempre un sinónimo de guerra. Países europeos se ven beneficiados de la protección fronteriza. Logran establecer un comercio interno sustentable; que respeta el ambiente, genera puestos de trabajos y riquezas para la nación.

En los periodos iniciales en la economía de un país es necesario que se establezcan medidas proteccionistas; con el fin de ayudar el desarrollo comercial y financiero. Así ocurrió con Camerún; en donde se realzó la producción nacional de pollo prohibiendo la exportación del mismo.

Es probable que en algún punto este país africano pueda competir nuevamente con Europa; pero, mientras tanto, necesita desarrollar su propia economía. La política proteccionista le ha otorgado esa posibilidad.

A la espera de resultados

Todo en su justa medida puede generar cambios positivos. La economía de libre mercado aboga por un proteccionismo casi nulo. Esto ha llevado a que muchos países estén en una situación negativa.

Estados Unidos no es considerado una víctima del sistema financiero mundial; pero a lo largo de los años muchos puestos de trabajo se han perdido y las fabricas han cerrado. Importan todo lo que sea posible para disminuir costos; y se ha vuelto difícil encontrar algún producto nacional.

Las medidas proteccionista que Donald Trump ha tomado se deben revisar con lupa. Entender cuáles son los verdaderos intereses de las empresas y países que se oponen a ellas. Las compañías buscan siempre obtener mayores beneficios.

En Europa muchas medidas arancelarias protegen la producción nacional ¿Estados Unidos podrá aspirar a lo mismo? Trump no debe olvidar los acuerdos y las reglas del juego impuestas por la Organización Mundial de Comercio, que no está contenta con sus decisiones.

Mercado económico Chino

Mercado económico Chino

La República Popular de China tiene un sistema de gobierno socialista, estructura que ha delineado sus diferentes aspectos tanto sociales como económicos. El mercado económico de China ocupa el segundo lugar en el listado de las economías más grandes del mundo en cuanto al Producto Interno Bruto nominal (PIB).

La mayoría de sus empresas pertenecen al Estado; algunas de ellas funcionan como monopolios que el gobierno maneja a conveniencia por pertenecer a sectores estratégicos. No obstante, la administración permite el comercio de empresas privadas en otros sectores; por lo que se ha decidido llamar a este sistema como “economía de mercado socialista”.

Crecimiento del mercado económico de China

Si bien el sistema político controla y protege la información que aporta el gobierno al Fondo Monetario Internacional; se ha notado un acelerado ritmo de crecimiento en sus mercados. Algunos analistas mencionan que los datos presentados por los entes oficiales no son reales; dada la uniformidad que han mantenido. Sin embargo, los mismos analistas advierten un cambio positivo en el comportamiento de compra de sus ciudadanos. Ante el sistema hermético, es casi imposible verificar la veracidad de los datos aportados por el gobierno ante el FMI.

Aún así, China es el país con mayor potencia industrial desde donde se procesan todo tipo de productos, desde textiles hasta tecnológicos. Del mismo modo, es considerado uno de los grandes exportadores de bienes para todo el mundo. Por ser uno de los países con más habitantes, su tasa de consumo también es muy alta.

Su principal aliado, aunque también competidor, son los Estados Unidos de Norteamérica. En el año 2013, su presidente, Xi Jinping estableció el “sueño chino” como una forma de referirse –y compararse con EEUU- a la estabilidad y crecimiento de la sociedad de ese país. Se espera que para el 2049 la nación alcance el máximo desarrollo posible.

Reforma de doble vía

Para lograr esta meta, China produjo una serie de reformas en la década de los setenta. A partir de  esta se estableció una filosofía que llamaron la “reforma de doble vía”; la cual debe sostener una seguridad social lo suficientemente fuerte como para darle confianza a las personas y un incentivo económico de igual proporción. A raíz de estas modificaciones China creó zonas económicas especiales, donde cada una establece un sistema de producción. Debido a la reforma de doble vía el sector agrícola fue tomado en cuenta como un modelo a seguir. La reforma fue tan exitosa que en 1992 ambas ramas se unieron para dar paso a un nuevo sistema económico que las integra.

Empresas estatales versus empresas extranjeras

El mercado económico de China se sostiene con un sistema de empresas públicas y privadas; las primeras llamadas danwei han sufrido grandes altibajos que han tenido serias repercusiones en la administración, siendo la empresa privada la que ha dado la cara. Para el año 2106 China tenía un excesivo endeudamiento con las empresas públicas; sin embargo, este sector solo ocupa el 22% de participación en la producción.

Por su parte, las empresas extranjeras o privadas ocupan una porción importante en el mercado económico de China; pues su mano de obra barata ha posicionado a la industria como el principal lugar manufacturero del mundo. El 41% de las exportaciones del planeta provienen de China; de empresas con capital extranjero donde la participación del Estado apenas es de un cuarto del total. El impacto del capital extranjero ha generado modelos de negocios que los chinos se han encargado de aprender y emular para  reproducir.

Las principales industrias han sido: por una parte la agrícola, que incluye la producción de arroz, papas, algodón, cereales y tés. Por otra parte, tenemos el sector manufacturero, minero y terciario.

En materia de minería lidera la producción y explotación de materiales que serán  para el uso de recursos energéticos o vinculados con piezas de la tecnología. Mientras que la industria manufacturera y de la construcción representan el 39,5% del PIB; superado solo por el sector terciario que representa el 52% del PIB nacional.

Sin embargo, este crecimiento ha generado, en contrapartida, el aumento de la deuda soberana de China. Esto sin contar con los problemas de contaminación del ambiente que sus industrias han ocasionado.

La gran paradoja que presenta el mercado económico de China es precisamente la expresada con sus trabajadores; una gran parte de la población tiene empleo, más su sueldos no alcanzan el dólar diario reglamentado para considerarlo un país sin pobreza.

La rivalidad que presenta el mercado económico chino con el estadounidense no es un asunto de ideología, aunque sí tiene una profunda raíz en los tratos políticos entre sus mandatarios. China por ser un país manufacturero tiene una gran cantidad de empresas que producen para la industria en EEUU. Las diversas declaraciones del presidente Donald Trump han puesto a prueba el comercio y las relaciones entre ambos países. El caso más reciente fue el producido con la importación de Soja de EEUU a China.

Como observamos, ambos países se apoyan económicamente aunque sus dirigentes se orienten por vías distintas de  pensamiento.

 

Características del mercado económico en Estados Unidos

Características del mercado económico en Estados Unidos

No es un secreto para nadie que la economía en Estados Unidos es líder mundial. Es el mayor productor industrial del mundo. Tiene como principales socios comerciales a Canadá, China y México, grandes países en cuanto a consumo. Su PIB per cápita de EE.UU es el séptimo más grande a nivel mundial. Además, el mercado económico en Estados Unidos; en cuanto a consumidores, es el más grande del mundo.

Son muchas las razones por las la situación económica de Estados Unidos  ha logrado alcanzar un niveles tan altos; superando incluso a la Unión Europea.  Muchas otras naciones han intentado imitar sus prácticas financieras; y alcanzar sus niveles de riqueza. Desean conseguir para sus pobladores lo que se conoce como “el sueño americano”.

Sistema económico en Estados Unidos

Lo primero que se debe tener en cuenta para entender cómo funciona el mercado económico en Estados Unidos; es qué sistema económico le ha permitido desarrollarse como una potencia mundial.

La situación económica de EE.UU se caracteriza por ser capitalista de tipo mixta. Esto quiere decir que el mercado económico en Estados Unidos tiene una porción pequeña de intervención por parte de los entes gubernamentales; quienes ejercen un control limitado sobre las empresas privadas. Aún así, podemos aseverar que estas trabajan en un libre mercado.

Debido a este modelo, se ha mantenido estable la tasa de crecimiento global del PIB del mercado económico en Estados Unidos. Los niveles de desempleo son moderados y las inversiones de capital tienden a ser altas.

El capitalismo mixto presenta muchas ventajas para un país, tanto en lo político como en la situación comercia. Al permitir el libre mercado otorga la opción a las empresas de ser sumamente competitivas entre ellas. Lo que significa pocas limitaciones para desarrollarse.

Ventajas del mercado económico en Estados Unidos

La mayor ventaja que muchos empresarios ven en la situación económica de Estados Unidos es; que los precios no son establecidos por el Estado y pueden variar según sea conveniente para cada empresa. Es un país que se destaca en el mercado global por su prosperidad y crecimiento acelerado a lo largo de los años. Sus políticas económicas protegen a los empresarios; buscando que puedan desarrollar plenamente todo tipo de actividades.

Innovación en el mercado económico

El libre mercado que predomina en Estados Unidos ha permitido que el país resalte sobre los demás en cuanto a la innovación de productos y servicios. Es un sistema que establece una relación estrecha entre el mundo académico y el empresarial.

Por medio de esta relación se promueven las investigaciones científicas que derivan en grandes productos; las cuales se colocan en el mercado. Por ejemplo: aparatos electrónicos, medicinas, maquinaria, entre otros.

Se puede resumir, en que hay una gran libertad para innovar gracias a un mercado que brinda el espacio para que las empresas tengan las opciones necesarias en cuanto a actividades económicas rentables.

Número uno en servicio al consumidor

Es el país número uno en cuanto a servicios al consumidor, las principales actividades económicas de Estados Unidos, se enfocan en la rama del consumo.

El mercado lo definen los compradores. Es decir, en este tipo de economías son los clientes los que tienen la última palabra sobre qué productos triunfan y cuáles fracasarán. La gran importancia que las empresas dan a sus clientes forma parte de los pilares fundamentales que influyen en el posicionamiento de una marca en el mercado.

De igual modo, sucede con los precios finales de los bienes y servicios. Son los consumidores quienes determinan cuál será el costo. Las empresas no pueden establecer un monto muy elevado que los clientes no aprueben; tampoco uno muy bajo donde la ganancia sea poca o nula.

Libre competencia

En el mercado económico en Estados Unidos existe una competencia muy alta y muchas veces agresiva. Las empresas buscan poner a la venta productos a bajo precio para atraer a los compradores con ofertas sumamente llamativas.

No hay regla alguna que imponga cuál debe ser el precio mínimo o máximo de los productos. Los compañías tiene plena libertad para establecer los precios; considerando al consumidor.

Desventajas del mercado en Estados Unidos

EEUU es una potencia mundial indiscutible. Desde el año de 1890 representa una de las economías mundiales más grandes e importantes. Dentro de sus cifras más destacadas se puede señalar que su producción manufacturera es un 20% del mundo.

De las 500 empresas más grandes que hacen vida en el planeta; 133 son de origen norteamericano. Son muchos los datos a favor de este sistema de mercado libre. Debido a toda esta información favorable es difícil ver, o tomar en cuenta, las desventajas. Sin embargo, existen y son altamente importantes, no solo en el plano económico, también social.

Muchas personas ven en Estados Unidos el sueño americano. La oportunidad de vivir plenamente y hacer crecer su negocio. Dicha idea no es falsa; pero tampoco llega a ser del todo cierta. Es un sistema que da espacio a grandes desigualdades: sociales y económicas.

Defensa de los monopolios

Las pequeñas empresas, en muchos casos, no tienen oportunidad de mercado frente a las grandes corporaciones que poseen el monopolio. No existen instituciones que puedan defender a las nuevas compañías; ya que el libre mercado, promueve prácticas de sobrevivencia violentas, por las que todos se deben regir.

Además, en ocasiones, los monopolios propician un aumento en los precios al consumidor. Ya que por ser una, o una cantidad muy pequeña, de empresas las que controlan ciertos productos, las personas se ven obligadas a comprarle a estas si quieren disponer del servicio o del bien; sin importar el precio que deban pagar.

Apropiación de algunos servicios básicos

La situación económica de Estados Unidos y las políticas des distintos gobiernos han permitido que los sectores estratégicos o básicos, como el de la salud, en su mayoría; pertenezcan al sector privado. En gran parte esto representa un beneficio; ya que las investigaciones pertinentes no dependen del financiamiento del Estado, quien muchas veces no destina los recursos necesarios para su desarrollo pleno.

Los precios en el mercado de los servicios relacionados con salud son muy costosos. La mayoría de las personas no pueden acceder a los tratamientos.

Además, los especialistas del área prefieren trabajar para empresas privadas que ofrecen salarios muchos más altos, y le permiten desarrollarse por medio de las investigaciones antes mencionadas. Lo que deja a pocas personas interesadas en prestar sus servicios a instituciones públicas donde todos pueden acceder.

Repartición no equitativa de los recursos

Hay una gran cantidad de estudios que señalan el mercado económico de Estados cono un sistema donde los recursos no son distribuidos de forma equitativa. Es decir, que las empresas, tanto estatales como privadas; tiene la opción de acceder a los recursos productivos y hacerlos llegar a la mayoría de la población, pero no lo hacen.

El mercado no ofrece posibilidades a los consumidores menos favorecidos económicamente.

Solo el 1% de las personas en Estados Unidos tiene en su haber la mitad de las inversiones de mercado del país. Así el 50% de los norteamericanos; ubicados en el estrato social más bajo, poseen nada más el 0,5% de las inversiones, bonos o fondos en común del país.

Estos datos reflejan que la mayoría de las personas no participan activamente en el mercado de inversión; lo que se traduce en un predominio de la sobrevivencia sobre la capacidad de inversión y, por tanto, en crecimiento económico. Es un sistema que beneficia a una minoría que puede lucrarse de todos los recursos e invertir en ellos.

Un sistema libre pero no equitativo

Las ventajas y desventajas del capitalismo mixto que proclama el mercado económico en Estados Unidos y que significa para ellos una defensa clara al libre comercio; lo convierten en un país netamente empresarial.

Sus políticas comerciales y de mercado defienden los intereses del sector privado; que impulsa a la nación económicamente, como uno de los mercados más favorables, al que muchos empresarios aspiran llegar.

Gracias a las empresas privadas que, en su mayoría, funcionan  como distribuidor de los recursos; se pone un mayor empeño en el funcionamiento eficiente del sistema. Con ello, pretende generar la mayor cantidad de beneficios económicos; ya que han invertido un capital que desean recuperar.

El mercado económico en Estados Unidos brinda una gran cantidad de oportunidades para las compañías. Alcanzar un lugar en él significa un logro enorme para las sociedades. Siempre hay un nicho en el que incursionar, los consumidores están dispuestos a recibir y acoger ideas novedosas.

En este espacio comercial, los clientes buscan la inmediatez. La rapidez para adquirir los bienes y servicios que necesitan es fundamental. Por ello, las compras por Internet y las aplicaciones destinadas a un servicio específico se posicionan como las destacadas del mercado. Es hacia esta característica donde apuntan las sociedades corporativas en el mercado actual.

El mercado económico en Estados Unidos logra que los consumidores tengan amplias opciones de compra. Además, de disponer de una gran libertad y protección; sin dejar de lado el lugar que le corresponde a los clientes como jueces finales de los productos y servicios.

Se podría decir que la situación económica de Estados Unidos se destaca por la libertad, no solo de las empresas, sino también de los consumidores.

Principales mercados económicos mundiales

Principales mercados económicos mundiales

Un estudio realizado por el Banco Mundial en el cual evalúa cómo se movieron los principales mercados económicos del planeta durante el año 2017; presentó resultados positivos para países de todos los continentes. Presentando proyecciones que para algunos son optimistas, según el manejo que reciban sus economías.

Estados Unidos

En primer lugar tenemos a Estados Unidos, con un valor de 18 billones de dólares; lo que representa el 24,32% entre los principales mercados económicos globales. Muchos analistas, atribuyen estos incrementos a la gestión de Barack Obama, pues se encargó de impulsar al país recortando los impuestos e invirtiendo en gastos gubernamentales.

Durante el año en curso, EEUU estaría en su noveno año consecutivo de crecimiento; de allí que el Fondo Monetario Internacional eleve sus expectativas de expansión a 2,7%. Ante el panorama es comprensible que ocurra la renovación del acuerdo trilateral entre Estados Unidos, Canadá y México; pues los tres países han repuntado desde sus economías y políticas a establecer negocios que beneficien a cada una de las partes.

China

En segundo lugar, nos encontramos a China con 11 billones de dólares, lo que representa el 14,8 % de los principales mercados económicos; y una proyección de crecimiento económico por encima del 6,6%. Sin embargo, su estabilidad siempre ha estado comprometida ante las diversas amenazas de guerra comercial con los Estados Unidos de Norteamérica.

Paradójicamente, los dos países que encabezan el listado mundial dependen mucho de las relaciones políticas entre sus mandatarios. Para nadie es un secreto, los diversos discursos que ambas partes han emitido contra el otro; lo que sí es seguro es que la demanda de productos entre ellos hasta ahora no ha parado, aunque sí tambaleado con las diversas declaraciones. Mientras tanto, la demanda de productos cubre diversos renglones que van desde ropa hasta autopartes, la más importante ha sido la de tecnología.

Aun cuando se pensaría que EEUU tiene una mayor participación en la economía mundial, la participación del conjunto de países asiáticos le gana por un poco más de siete puntos; ya que se ubica con el 33,84% del PIB mundial por encima de América del Norte que representa el 27,95% del PIB. Las proyecciones de crecimiento señalan una mejor escala por parte del mercado chino que el planteado por los EEUU; cuyos resultados ya han demostrado una tasa superior en comparación entre ellos.

Japón

El tercer puesto se lo lleva Japón, con una participación de 4,4 billones de dólares; lo que se traduce en un 5,91% entre los principales mercados económicos. Para ello, el Banco de Japón (BoJ)  ha establecido leves cambios en cuanto a su política económica, con el fin de mantener la inflación por debajo del 2% anual. Asimismo, mantuvo los intereses a corto plazo por debajo de 0,1 % y los del gobierno en torno al 0%; esto generó cierta liquidez a las empresas, aumentando la posibilidad de producción y revalorizando al Yen.

Cabe destacar, que durante el primer trimestre del año en curso, la economía nipona se contrajo un poco; pero aún mantienen el optimismo con respecto a su economía y marcan una distancia ante la posibilidad de una recesión como la experimentada durante la década de los ochenta del siglo pasado.

Alemania

Alemania es el cuarto en la lista, con una economía de 3,3 billones de dólares; lo que representa un 4,54% de los principales mercados económicos. Cerró el 2017 con una cifra por debajo del pronóstico trazado por la Bundesbank o Banco Central Alemán; aún así la recolección de dinero en sus arcas fue mayor a los gastos presentados. Esto los lleva a lograr, por cuarto año consecutivo, la estabilidad que propone el gobierno; manteniendo así su compromiso de crecimiento con la integración de los países europeos.

Reino Unido

Entre la comunidad europea nos topamos con la economía del Reino Unido; que ocupa el quinto lugar con 2,9 billones de dólares; representando el 3,85% de la economía mundial. Este caso es digno de estudio pues al confrontar el tema de la separación con la Unión Europea; la economía entra en un estado de incertidumbre sobre el futuro y los posibles negocios que establecerá la UE con el país.

Esta falta de claridad ha condicionado el consumo y la inversión de sus empresarios. Se prevé una inflación por encima del 3%, suceso que no había ocurrido desde el 2012.

Mercados económicos en vías de desarrollo

Por último, hacemos una mención especial a la economía de la India; quien ocupa el séptimo lugar con un mercado que supera los 2 billones de dólares.

La de Brasil, la encontramos en la novena posición con, aproximadamente, 1,8 billones de dólares; con lo cual se ubica en el 2,39% de participación en la economía global. En el puesto número 10 encontramos a Canadá con una economías de 1,5 billones; lo que representa el 2,1% de los principales mercados económicos

Bajo esta perspectiva observamos que algunos países que se encuentran en vías de desarrollo; como el caso de India y Brasil encontraron soluciones de crecimiento explotando sus recursos, entre otras acciones.

Del mismo modo, demuestra que un país como Canadá; cuyo pensamiento puede remitirnos a una economía en crecimiento, mantiene sus proyecciones por debajo del país vecino. Con lo cual se reafirma la conveniencia de la vigencia del Tratado de Libre Comercio de América del Norte.

Economía

Economía

Este concepto engloba de manera muy generalizada a la economía, si lo que se quiere es conocer temas específicos que embarca esta ciencia se tendría que tomar un curso completo; sin embargo, podemos destacar los siguientes puntos que toman en cuenta el estudio económico:

  • Analiza la influencia de las instituciones y de la tecnología de la sociedad en los precios y en la asignación de recursos a los distintos fines.
  • Explora la conducta de los mercados financieros, incluidos la tasa de interés y los precios de las acciones.
  • Evalúa la distribución de los ingresos; del mismo modo, sugiere fórmulas para ayudar a los necesitados sin afectar los resultados de la economía.
  • Estudia el ciclo económico. Además, averigua como puede utilizarse la política monetaria para atenuar las oscilaciones del desempleo y de la inflación.
  • Examina los modelos del comercio internacional; asimismo, analiza los resultados de las barreras comerciales.
  • Analiza el crecimiento de los países en vías de desarrollo. Así como también propone medidas para fomentar la utilización eficiente de los recursos.
  • Cuestiona cómo utilizar la política económica para alcanzar importantes objetivos; tales como un rápido crecimiento económico, una utilización eficiente de los recursos, el pleno empleo, la estabilidad de los precios y una distribución justa de los ingresos.

En la actualidad existen dos grandes ramas que convergen y forman la economía moderna; las cuales son la microeconomía y la macroeconomía.

Padre de la microeconomía

Adam Smith es considerado el padre de la microeconomía. Rama de la economía que se ocupa de la conducta de entidades individuales como mercados, empresas y hogares. Smith, en La Riqueza de las Naciones (1776), consideró la determinación de los precios. Estudió la determinación de los precios de la tierra, del trabajo y del capital. Lo más importante, identificó las notables propiedades eficientes, las virtudes y defectos de los mercados; y, observó que los actos interesados de los individuos generan un beneficio económico. Lo anterior es, aún hoy día, importante; aunque indudablemente el estudio de la microeconomía ha avanzado, Smith sigue siendo un referente tanto de los políticos como delos economistas.

Padre de la macroeconomía

En nuestra disciplina encontramos, además de la microeconomía, la macroeconomía. Esta se ocupa del funcionamiento general de la economía. La macroeconomía no existió en su forma moderna hasta 1935; año que John Maynard Keynes publicó su revolucionaria obra Teoría general de la ocupación, el interés y el dinero.

En esta época, Inglaterra y EE.UU. aún se encontraban sumidos en la Gran Depresión y más de la cuarta parte de la población estaba desempleada. La nueva teoría de Keynes analizó las causas de los ciclos económicos. En esta se alternaban periodos de elevado desempleo y elevada inflación

Actualmente, la macroeconomía estudia una amplia variedad de cuestiones, como la determinación de la inversión y el consumo total. También cómo gestionan los bancos centrales el dinero y las tasas de interés. A qué se deben las crisis financieras internacionales y el por qué algunos países crecen rápidamente, mientras otros se estancan.

Aunque la macroeconomía ha avanzado mucho desde sus primeras ideas. Las cuestiones que abordó Keynes siguen definiendo hoy el estudio de la macroeconomía.

Enlaces externos:

Anclaje en la economía

Anclaje en la economía

Antes de hablar del anclaje en la economía; que es el tema que nos ocupa, debemos dejar claro su definición y procedencia. El anclaje es la tendencia a emitir juicio, opiniones o tomar una decisión usando como referencia otra información anterior. En otras palabras, alude a la influencia que puede tener en la decisión final de compra o aporte de dinero la información que nos sugiera algún tercero. Por ejemplo, si una persona decide donar un porcentaje a la caridad y la cantidad correspondiente es de 18,75 dólares; el donante preferirá cambiar el importe a 20 dólares para no parecer mezquino.

Otro caso de anclaje, es el que observamos en algunas tiendas donde nos muestran dos marcas de un mismo artículo; ambos presentan las misma características pero el primero está mejor presentado y publicitado que el segundo por lo que la decisión de compra termina en el primero.  En ambos casos hacemos referencia a un factor psicológico estudiado en el mundo del Marketing.

¿Cuáles son los efectos del anclaje en la economía?

En el caso de las inversiones y el mundo de los negocios podemos observar cómo los individuos o compañías toman como precio referencial el que coloca otra empresa o persona; esto con el fin de estimar el potencial del producto o servicio al momento de su revalorización. Este procedimiento no es correcto ya que los factores que sirvieron para valorar dicho producto no van a ser los mismos. En ese sentido, reiteramos, el mercadeo juega un papel importante.

A pesar de ser una herramienta de amplio uso, el comprador suele no estar informado sobre el anclaje en la economía. Uno de los ambientes donde es común encontrar este efecto es en el mercado de segunda mano o las tiendas por internet. En el primer caso, las personas valoran sus productos sobre la base de otros similares que haya visto; en el segundo,  el comprador cree que adquiere un producto más económico de lo que puede conseguirlo en tienda porque olvida evaluar los costos de envío.

Las sugerencias que plantean los expertos para evitar el anclaje en la economía es ser consciente de su existencia. Luego, tomar una decisión de compra utilizando la experiencia y a través de objetivos ponderados en la importancia del producto. Y, por último, no tomar estas decisiones cuando se esté bajo de moral; ya que el factor psicológico jugará un papel importante.

En el caso de que no sea la compra de un producto sino invertir en una compañía en la bolsa de valores, será necesario analizar los datos positivos más que las promesas futuras y proyecciones de crecimiento.

Anclaje cambiario

En los mercados financieros de un país podemos encontrar medidas económicas, casi desesperadas, para controlar la inflación de ese lugar. Nos referimos al anclaje cambiario; el cual se traduce en fijar una tasa de cambio a pesar de los cambios que presente el mercado. Bajo esta premisa encontramos dos escenarios posibles: uno con un régimen cambiario flexible y otro fijo.

El caso de un régimen flexible supone una política monetaria independiente; situación que otorga cierta flexibilidad de adaptación a los shocks internos y externos. Esto incluiría los cambios en términos de intercambio y tasas de interés. No obstante, este mercado está asociado a altas tasas de inflación lo que produce una pérdida de credibilidad.  Por su parte, el régimen de cambio fijo reduce las posibilidades de flexibilización con la intención de amortiguar el ciclo; y, de este modo, ganar credibilidad en las políticas económicas. Asimismo, esta política modera las expectativas de precios y salarios por lo que su tendencia es a reducir la inflación.

La economía política que permite sustentar este tipo de decisiones es la legitimación que resulta de mejorar simultáneamente los salarios reales y la oferta de empleos, en una situación de auge en el sector externo. Algunos ejemplos de esta política económica han sido visibles en ciertos países de América Latina; donde el precio del petróleo ha incidido en los ajustes locales de un mercado que intenta mejorar su expectativa de crecimiento a nivel global, ante un descenso en los tipos de interés en el mundo.

Estos ajustes desorientan a los inversionistas y crea un proceso de anclaje que influye en la toma de decisiones; tanto para la industria nacional como para el proceso de importaciones y exportaciones. El panorama señala un detrimento del desarrollo del sector privado nacional y un incremento en las importaciones. De allí que el proceso de anclaje en una política económica de un país sea una apuesta de riesgo para las políticas de un gobierno.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra , pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
expand_less