Máquina de coser Singer: más que un producto, un modelo empresarial

Máquina de coser Singer: más que un producto, un modelo empresarial

La creación de la máquina de coser significó una revolución, no solo para la industria textil; sino también para la forma como los consumidores accedían al mercado industrial. De este modo, la compañía Singer desarrolló y perfeccionño la máquina de coser; cambiando los estándares de la industria y aplicando técnicas administrativas y de mercadeo nunca antes vistas. No es de extrañar que se consolide como una empresa pionera en muchos sentidos.

La máquina de coser, como la conocemos hoy en día, es producto de la creación de un personaje muy peculiar: Isaac Merritt Singer; quien creó un imperio a partir de sus inventos, ideas y carisma.

El comienzo de un invento que cambió a la industria

Todo comenzó un poco antes de la Revolución Industrial, cuando Charles Frederick Wiesenthal en 1755 desarrolló y dio a conocer un artefacto que facilitaba el trabajo de costura. Este fue el inicio, muy rudimentario, de la máquina de coser.

Un modelo que permaneció por años, aun cuando el resultado no era del todo pulcro; hasta que, en 1846, Elias Howe apareció para mejorarlo. Howe patentó una máquina de coser de punta cerrada, que  mejoraba su uso.

Mientras el mundo crecía con la Revolución Industrial, Singer se dedicaba a su pasión: la actuación. Al poco tiempo notó que no podía vivir solo del estrellato, por lo que se interesó en métodos más rápidos de hacer dinero.

En 1839, Isaac Singer consiguió patentar su primer invento: una máquina para perforar rocas. Vendió esta patente por 2000 dólares, con los cuales abrió una pequeña compañía de teatro. Con esta viajó durante cinco años por todo Estados Unidos, como parte de la gira teatral; es decir, su sueño se hacía realidad.

Máquina de coser Singer: modelos que marcaban una diferencia

El tiempo pasaba y el dinero llegó a su fin. Durante los cinco años que duró la temporada, Singer estuvo gestando otros inventos que lo ayudaran a recuperarse económicamente. Así patentó y desarrolló otra máquina, esta vez hecha para tallar metal y madera.

Tiempo después, Singer fue contratado para que revisara el pequeño tesoro que guardaba Orson C. Phelps en su propiedad. Allí encontró unas máquinas de coser, patentadas bajo el nombre de John A. Lerow. Dichos aparatos aún no tenían las innovaciones necesarias para ser de fácil uso. Después de 11 días de arduo trabajo y de una inversión de 40 dólares; logró dar con el modelo de la primera máquina de coser Singer, patentada en 1951.

Las innovaciones al aparato original fueron: la implementación del funcionamiento por pedal; y la capacidad de coser 900 puntadas por minuto. Pronto, Elias Howe se percató del parecido de su invención con la máquina de coser Singer; así que la denuncia no tardó en llegar. Howe ganó la demanda; pero entre los largos procesos legales, Isaac Singer ya había implementado muchas mejoras al modelo original.

Singer para todos

Ese mismo año se creó la compañía IM Singer & Co., el comienzo de un largo ascenso a la cima, lleno de grandes logros y muy pocos fracasos. En poco tiempo la compañía ya vendía cada unidad por un costo de 100 dólares cada una.

Singer se concentraba en la venta de máquinas de coser para las mujeres; intentando que fueran atractivas y de fácil uso. Las promocionaba para la creación de ropa, pero también para la decoración del hogar. Sin embargo, las primeras ventas se vieron opacadas por figuras puritanas que señalaban como problemático que una dama trabajara con maquinaria, tanto en su hogar como en una fábrica.

orígenes maquina de coser

Primero debieron convencer a las damas de usar maquinaria de costura

Ante esta situación el ingenioso socio de Singer, Edward Clark; creó una eficaz estrategia de mercadeo para apaciguar las opiniones de las personas más conservadoras. Clark vendió a mitad de precio las máquinas de coser Singer a las esposas de los pastores de iglesias. Así demostró que no existía problema alguno en que la mujer usara estos artefactos.

Primera empresa en internacionalizarse a gran escala

Lo práctico, versátil y la facilidad para el uso doméstico fue lo que catapultó las ventas de la máquina de coser Singer. Para el año de 1854, la compañía pudo abrir una planta de producción en Nueva York. Por esta época, el nombre de la empresa cambió a Singer Manufacturing Company.

El dúo Clark-Singer, inconformes con los límites geográficos, deciden expandirse internacionalmente, llevándola a Francia; lugar donde la máquina de coser Singer gana el primer premio en la Exposición Universal de París. Con esta victoria se convierte en la primera compañía mundial en el ámbito de la costura.

Lo que hoy en día conocemos como mercadeo, para la época era una práctica poco común; pero la compañía Singer tenía muchas ideas para vender sus productos, de la manera como fuera posible.

Líder en mercadeo

Aunque las ventas eran buenas, y el consumidor ya estaba familiarizado con el producto; a Edward Clark se le ocurrió una idea revolucionaria: ser la primera compañía en proponer un sistema de alquiler con posibilidad de compra. Un modelo de negocios que facilitaba la compra de una máquina de coser Singer a aquellas personas que no disponían del monto total en su momento.

La  venta de máquinas de coser no se enfocaba solo en promocionar el producto; también consistía en vender posibilidades de crecimiento económico. El artefacto era un modo de ascender a mejores condiciones monetarias; ya que representaba una forma de producción desde el hogar.

Maquina de coser antigua

Para complementar las ventajas de tener una máquina de coser; Clark implementó un sistema de ventas a domicilio. Luego mejoró dicho modelo, ofreciendo a sus potenciales compradores una especie de red de franquicias; en la que cambiarían los modelos viejos por unos más nuevos.

Las innovaciones tecnológicas en sus máquinas de coser iban a la par con las mejoras en cuanto a mercadeo y ventas. La empresa se convirtió en pionera en cuanto a modelos de negocios; que hoy en día se siguen usando y estudiando.

Máquinas para las mujeres

Las mujeres eran el foco principal para las ventas de máquinas de coser Singer. Así lo había plantado su fundador. Con la intención de atraer a más clientas, la compañía contrató a modelos jóvenes que hicieran demostraciones de uso con las máquinas en exhibición en las tiendas de Nueva York y otros estados.

La estrategia fue un éxito total. Las ventas tuvieron un incremento exponencial para el año de 1857. El año siguiente se creó la primera máquina de coser de uso completamente doméstico; con ventas anuales de 3000 unidades.

Singer Manufacturing Company logró lo que ninguna empresa del campo había logrado; que sus ventas internacionales superaran las de su país de origen. En 1863 la compañía tenía en su haber 22 patentes; y vendía un aproximado de 20.000 máquinas de coser.

historia de la máquina de coser

Con fama internacional, y fábricas en distintos países, Isaac Singer muere a la edad de 63 años, en 1875. Sin embargo, su fallecimiento no supone ningún bache en el camino para el desarrollo de su empresa; que sigue creciendo de forma acelerada.

La máquina de coser Singer, el producto del siglo XX

El mundo se expandía con las nuevas tecnologías; la máquina de coser Singer no se quedaba atrás. En 1889 la empresa se alzó con el logro de producir la primera máquina de coser eléctrica. Sin embargo, nueve años antes ya se había creado la máquina con motor eléctrico Edison; innovación que le valió 500.000 unidades de ventas.

Nada podía detener a la innovadora sociedad. Para 1962, el 80% del mercado de artefactos de coser en el mundo era de la Singer Company, un cambio de nombre que se realizó en ese mismo año. El tiempo pasó y la máquina de coser Singer se posicionó como la número uno en el mercado. En todas sus versiones, actualizaciones y mejoras rompió récord de ventas.

En 1971 la Singer Company obtenía ganancias de 2.500 millones de dólares. Esto la convirtió en la primera empresa de máquinas de coser del siglo XX. Sus logros no solo están enfocados en los inventos y desarrollos tecnológicos; sino también en sus técnicas de producción en masas, junto con la forma como se introdujeron en el mercado. Todo lo anterior le valió el título de empresa fundacional de la era industrial.

Simón Kuznets, el hombre que estandarizó el PIB en los índices nacionales

Simón Kuznets, el hombre que estandarizó el PIB en los índices nacionales

Simón Kuznets nació en Járvov, en 1901; para aquel año esta región era parte del Imperio Ruso, hoy en día es parte de Ucrania. Sus padres, una pareja de judíos, se mudaron a Estados Unidos en 1922, después de la Primera Guerra Mundial.

El cambio de residencia de la familia, obligó a Simón Kuznets a terminar los estudios universitarios, que comenzó en su país natal; en Estados Unidos. El joven estudiante consigue graduarse en Ciencias económicas en el año de 1923. No conforme con una carrera de pregrado, en la reconocida Universidad de Columbia, logra un máster en 1924 y un doctorado en 1926 en la misma casa de estudios.

La carrera de Kuznets es amplia y digna de admiración. Sus investigaciones en el plano económico cambiaron por completo la forma en que esta ciencia se estudiaba y desarrollaba. No solo se destacó como investigador, también ejerció como docente, carrera que lo llevó a las mejores universidades de Estados Unidos. Además, dejó un importante corpus teórico, con más de 300 libros y ensayos centrados en la economía.

Nada de lo que Simon Kuznets hacía quedaba incompleto, el desarrollo de su investigación podía llevarlo a cuestionarse a sí mismo para mejorar su planteamiento. Así lo hizo al apoyar las teorías de los modelos estadísticos de Keynes; las cuales amplió y analizó pero desde la perspectiva empírica.

Trabajo como investigador en ciencias económicas

La carrera de investigador de Kuznets lo llevó a las naciones más lejanas. En 1953 fue el presidente del Falk Project for Economic, en Israel. Años antes, en 1925, dio el primer paso en este mundo en la Social Science Research Council; trabajo que desarrolló hasta 1926.

Por muchos años fue un miembro activo en National Bureau of Economic Research (NBER), desde 1927 hasta 1960. Allí desarrolló investigaciones sobre la formación de capital en Estados Unidos y la producción nacional.

Durante sus años de trabajo en la NBER estuvo involucrado en distintos proyectos. A partir de 1944 hasta 1946 desempeñó el papel de director adjunto del Bur of Planning an Statistics. No conforme con el recorrido por estas prestigiosas instituciones, desde 1949 hasta 1968 fue el presidente del comité de crecimiento económico y social del Social Science Research Council.

Profesor destacado

Simón Kuznets pasó por las mejores universidades de Estados Unidos, enseñando con esmero y con la misma pasión con la que ponía en sus investigaciones. El primer puesto como docente lo obtuvo a tiempo parcial, como adjunto en la Universidad de Pennsylvania en 1931, escalafón que ocupó hasta 1936; para años después convertirse en profesor a tiempo completo.

Al terminar sus años como docente en Pennsylvania, entra inmediatamente a trabajar en la Universidad de Johs Hopkins, ubicada en Baltimore; donde forma parte de la institución hasta 1960. Ese mismo año toma un empleo como profesor en la Universidad de Harvard.

La estandarización del PIB: su aporte a la economía

Antes de los estudios y planteamientos de Simón Kuznets, el Producto Interno Bruto (PIB) no era considerado una medida estándar. Los gobiernos no solían tomarlo en cuenta. El gran economista ayudó al Departamento de Comercio de los Estados Unidos a estandarizar las medidas del PIB.

Sin embargo, en 1940 se separó de la institución gubernamental por no compartir la forma cómo usaban el PIB. Kuznets consideraba que esta medida no determinaba el bienestar de una nación; mientras que el Departamento la usaba como una herramienta para medir este aspecto.

Por otro lado, el investigador pedía que el trabajo doméstico, no remunerado, tuviera una medición de valor. Al Departamento de Comercio poco le importó esta acotación hecha por Kuznets; quien creía que era un factor de suma importancia para la producción.

Premio Nobel de Economía 1971

En 1971 todos los esfuerzos de Simón Kuznets dieron fruto. Ese año es galardonado con el Premio Nobel de Economía; gracias a su planteamiento y desarrollo de la medición en la contabilidad del ingreso nacional. Aunque para muchos solo este estudio le valió el Nobel; también es importante señalar que sus contribuciones empíricas sobre el crecimiento económico sumaron puntos para alcanzar tan grande honor.

Fue su trabajo sobre el crecimiento económico lo que le ha valido vigencia hasta el día de hoy. Con una afirmación sencilla, pero profunda, logró explicar cómo este fenómeno podía agudizar, en países pobres, la crisis económica. El crecimiento económico en aumento para estas naciones, podría significar la disparidad de ingresos entre los ricos y los pobres.

A partir de este trabajo estableció una nueva era en la que ocurría un crecimiento de la economía moderna. También describió un ciclo económico novedoso, que dura alrededor de 20 años. Dichos periodos están influenciados, o condicionados, por las migraciones; la variación de la población y el desarrollo de la oferta monetaria.

En la actualidad Simón Kuznets es considerado una de las figuras más importantes del mundo económico. Murió en 1985 en Massachusetts, Estados Unidos; hizo grandes contribuciones a la teoría económica. Sus teorías siguen vigentes en un mundo que crece económicamente, pero en el aspecto social cada vez presenta más conflictos.

Tercera Revolución Industrial

Tercera Revolución Industrial

Los logros y cambios de la Primera y Segunda Revolución Industrial  aún repercuten en la forma de vida de las personas hoy en día. La manera como viven, trabajan y se desarrollan en la sociedad; tiene sus orígenes en estas dos etapas. Pero en los últimos años los avances tecnológicos han crecido tanto que el planeta atraviesa una Tercera Revolución Industrial; un cambio que se ha experimentado en todos los sentidos.

Tercera Revolución Industrial: inventos

En el año 2007, el concepto “Tercera Revolución Industrial” fue avalado por la Unión Europea. Su creador es el economista y sociólogo Jeremy Rifkin; quien acuña esta definición a un fenómeno que viene  ocurriendo desde mediados del siglo XX.

Los avances tecnológicos junto a las nuevas energías renovables han dominado al mundo. A partir de ellas la Tercera Revolución Industrial cobra fuerza y se extiende; prometiendo un mundo donde el trabajo tradicional podría llegar a su fin.

Con la tecnología como bandera, esta revolución se ha enfocado en la administración del conocimiento; en los avances centrados en la microelectrónica; las tecnologías de la información y en el crecimiento de las empresas de servicio, no de manufacturas.

Después de años, donde el mercado concentraba sus esfuerzos en la producción en masa; la tendencia actual es conseguir un equilibrio entre los grandes lotes de mercancía que puedan satisfacer las necesidades individuales. Es decir, se apunta a las fabricaciones más personalizadas. Con el tiempo ha adquirido mayor relevancia lo que quiere un consumidor en particular, y no lo que quiere el colectivo.

Dentro de los inventos más destacados de la Tercera Revolución Industrial se encuentran la creación de la fibra óptica; las innovaciones en nanotecnología y la fibra de vidrio. Gracias a estos materiales se han logrado importantes aparatos electrónicos, que forman parte del día a día de las personas.

Nuevas tecnologías en un mundo sin barreras

En la Tercera Revolución Industrial, la globalización juega un papel fundamental, las nuevas tecnologías han abierto el mercado para todos; creando una red que no conoce de límites geográficos. El Internet ha borrado las barreras, y los individuos saltan de una identidad regional, o local, hacia lo global o multicultural.

Gracias a la era digital se cumple con la promesa de nuevas fuentes de empleos, que había hecho eco años atrás; cuando muchos puestos de trabajo fueron eliminados por nuevas maquinarias y avances tecnológicos. La aparición de plataformas especializadas en contactar a trabajadores independientes, facilitan el desempeño laboral vía Internet.

Con dichas plataformas la mano de obra manufacturera corre el riesgo de desaparecer. Las empresas se interesan por automatizar los procesos productivos; mientras que el personal humano es designado en tareas más intelectuales. Así de cíclico funciona el mundo, que con estas acciones se corre el riesgo de eliminar ciertos trabajos; que seguro encontrarán remplazo en otras áreas.

Por otro lado, las criptomonedas han puesto sobre la mesa el planteamiento de un mundo descentralizado. Los Estados-Nación se encuentran en un momento crucial, en el que deben establecer cuál será su papel dentro de las sociedades, ya que estas se inclinan por nuevas formas de desarrollarse económica y socialmente.

Una sociedad de la información que plantea cambios

Por primera vez el mundo se acerca a una sociedad global e interconectada, gracias a la Tercera Revolución Industrial. Sin embargo, como en todos los grandes cambios que ha atravesado la humanidad; existen numerosos problemas en la revolución de una sociedad de la información.

Los cambios que actúan sobre los pilares en lo que se basa la Tercera Revolución Industrial deben avanzar rápidamente. Si uno de ellos se atrasa, los demás se verán comprometidos. Uno de los problemas más resaltantes es la desaparición de variados puestos de trabajo; así como la manera en que las personas afrontan la crisis de desempleo. Pues será difícil para las sociedades hacer la transición de un modelo económico que ha liderado el mundo desde la Segunda Revolución Industrial.

Aún hay interrogantes por resolver con respecto a los cambios constantes que atraviesa el mundo. Los países deben organizarse para ir a la par de las nuevas tecnologías, y no quedarse atrás en el desarrollo. Muchas naciones aún están luchando con problemas que surgieron hace siglos; mientras que las más avanzadas llevan el trote que propone la Tercera Revolución Industrial. El problema es preocupante ya que esta situación podría acrecentar la desigualdad. El mundo debe estar atento para resolver los problemas que con seguridad llegarán.

Capitales golondrina

Capitales golondrina

La inversión de capitales extranjeros siempre es una meta a la que los mercados financieros de distintos países aspiran. Puede significar una forma intensiva para el crecimiento económico. Sin embargo, hay una tendencia que se ha incrementado con la globalización y es la utilización de capitales golondrina; una forma de inversión que genera muchos más inconvenientes que beneficios.

¿Qué son los capitales golondrina?

Como el ave que vuela por el mundo; los capitales golondrinas entran a un país para aprovechar los beneficios que encuentren y luego retirarse rápidamente. Con la globalización, y la creación de un mercado libre, esta práctica se ha hecho muy común. Así como los problemas que conlleva, quienes han crecido a la par, perjudicando de forma seria a distintos países.

Los capitales golondrina también son conocidos como capitales de corto plazo o especulativos. Este tipo de inversión extranjera busca la mejor oportunidad para retirarse del país sin haber hecho una contribución real a su sistema económico.

Las inversiones golondrina no suelen darse en la economía real, están enfocadas a la economía financiera, en la cual funcionan como una herramienta especulativa. Los mercados emergentes son el punto focal donde se dan los capitales golondrinas, allí encuentran oportunidades rápidas de crecimiento.

Atraídos por la riqueza: inversores y capital

Existen características específicas en los mercados que llaman a estas golondrinas a aterrizar. Algunas de estas son las altas tasas de interés, la estabilidad cambiaria, bajas tasas de interés en los mercados internacionales y una mayor rentabilidad en la bolsa de valores.

Los capitales especulativos, o golondrina, entran al mercado de un país por medio de bonos e inversiones, nunca constituyen una fuente de beneficios a largo plazo. Se centra en recoger ganancias y retirarse a la búsqueda de mejores oportunidades.

El objetivo principal para los capitales golondrina es conseguir beneficios monetarios de forma rápida; sin importar los efectos que puedan causar. Aunque la inversión extranjera suele ser un motivo de alegría; los capitales a corto plazo no fortalecen la estructura productiva de un país. Son los que más desventajas conllevan.

Se puede decir entonces que las ventajas de los capitales golondrinas son prácticamente inexistentes.

Capitales golondrina patrocinantes de la crisis

Las consecuencias que traen los capitales especulativos son variadas, en ocasiones, las crisis económicas son producto directo de la migración apresurada de inversiones golondrinas. Así sucedió en México, con el llamado efecto tequila en 1994.

Al existir constantes y excesivas entradas de capital a corto plazo, los países pueden experimentar reevaluaciones. Los niveles de las importaciones son más altos que de las exportaciones; ya que la producción nacional es más barata o rentable. También ocurren desequilibrios en la balanza comercial, crecimientos en la tasa de desempleo y volatilidad en la tasa de cambio.

Es muy complicado frenar, o solucionar, la aparición de capitales golondrinas. Su llegada está resguardada por un manto de felicidad ante la inversión extranjera directa. El aparente bienestar se esfuma si el mercado presenta un pequeño signo de malestar, pues los inversores se retiran al instante y el sistema financiero tiende a colapsar.

Unos excelentes ejemplos de capitales golondrinas es América Latina ya que tiene un largo historial de atraerlos: México, Argentina, Chile y Costa Rica; son algunos de los países que han experimentado los estragos producto de la masiva inversión extranjera a la economía financiera. Los esfuerzos por controlar los capitales a corto plazo han sido poco fructíferos.

Hacer dinero con más dinero se ha convertido en una práctica extendida. La ambición de generar beneficios al instante se transformó en un modelo de inversión muy común; al que muchos especialistas apuntan. Los capitales golondrina llegan en la bonanza y se van en momentos de crisis económicas, agudizándolas aún más.

China y Argentina refuerzan sus relaciones

China y Argentina refuerzan sus relaciones

La creciente expansión del mercado chino ha llevado a la nación a extender sus fronteras. América Latina es un espacio geográfico muy atractivo para el gigante del comercio oriental. Las tierras del sur del continente, no solo tienen las dimensiones para construir grandes infraestructuras; también los recursos naturales para complacer a sus consumidores. En la ambición de conquistar otros espacios China y Argentina refuerzan sus relaciones.

China y Argentina una alianza de gran importancia

Las relaciones comerciales entre China y Argentina llevan años existiendo. Desde 1972 las dos naciones han establecido una conexión comercial de gran importancia. Para China, el país de América del Sur es el principal mercado para las importaciones de carne y soja.

Los consumidores chinos han demostrado interés en los productos argentinos. Con los años las importaciones incrementaron y los países afianzaron sus alianzas comerciales. Además, se han dedicado en los últimos años a realizar inversiones en los campos de la minería, las infraestructuras y los hidrocarburos.

China se alza como el principal comprador de productos alimenticios de Argentina, pero sus intereses en la nación no solo se relacionan con el consumo; sobre la mesa hay un acuerdo para construir una planta nuclear en terreno argentino, con tecnología china.

China y Argentina refuerzan sus relaciones

Desde 1972 Argentina y China han establecido una conexión comercial de gran importancia

Los espacios de ampliación e inversión para la potencia mundial son vitales. Nada más el 15% de la superficie del país tiene la capacidad para el desarrollo de la agricultura. Con un promedio tan alto de habitantes es necesario conseguir otros territorios de producción. De modo que Argentina está en la mira de China, que quiere ampliar sus intercambios comerciales y desarrollar las actividades que en su territorio no puede.

China y Argentina refuerzan sus relaciones con el nuevo acuerdo para la construcción de una planta nuclear; Atucha IV y V, financiada en su totalidad por la gran nación oriental. El acuerdo aún no está concretado, pero se espera que los términos y condiciones queden claros para ambas partes lo más pronto posible.

Atucha IV y V es uno de los tantos proyectos energéticos que las dos naciones han desarrollado. A partir del 2006 se volvieron a encender los motores del Plan Nuclear Argentino, sin embargo, este estuvo pausado por 10 años.

China no se detiene, y su interés por el territorio Latinoamericano es cada vez más evidente. No es solo la situación con Argentina; sino también la constante renegociación que han hecho con la construcción de plantas energéticas. El cambio de gobierno, de Cristina Kirchner a Mauricio Macri, planteó una observación detallada de los contratos anteriores; en la que Argentina se vio desfavorecida en varios aspectos.

Otro punto importante resaltado por el presidente Macri sobre la construcción de las distintas plantas; es la obtención de un crédito que la nación no podía costear. Un aspecto que genera dudas sobre el nuevo acuerdo, en el que China financiará unos 9.000 millones de dólares para crear Atucha IV y V.

La afirmación del gobierno ante este proyecto contradice la decisión tomada en mayo de este mismo año de cancelar las construcciones anteriores. Ahora, dan el visto bueno a un financiamiento aún mayor. Ante la duda, los encargados de las negociaciones afirmaron que buscarán los máximos beneficios en este nuevo contrato; el cual se basa en un crédito flexible.

¿Qué es un crédito flexible?

Los créditos de este tipo se enfocan en aspectos que uno normal no. Al solicitar un préstamo a alguna entidad bancaria; la intención del prestatario es obtener beneficios de los intereses. Los créditos flexibles se usan como instrumentos para conseguir clientes. Es decir, es una forma de atraer a personas o países a la institución.

Lo más importante de la flexiblilidad de créditos es que con ello se aspira a ganar cuotas en el mercado. Por medio de ellos se dan a los clientes plazos de pago largos; en que los intereses no son altos o estrictos. En ese sentido, China y Argentina refuerzan sus relaciones con este crédito beneficiosos para ambos.

Las posibilidades de negocio se mantienen

Para Argentina se presentan facilidades de pago y un porcentaje de ganancias alto, producto de los beneficios monetarios que logrará la planta nuclear. China se ve beneficiada aún más, consigue ampliar su mercado, entrar en territorio argentino; y consolidar su tecnología fuera de las fronteras geográficas.

Parece que para China la entrada al sur de América es más importante que el riesgo financiero que puedan correr. Nuevamente apuestan por invertir su dinero en el territorio argentino, aunque anteriormente esta estrategia no terminó de concretarse a su favor.

Argentina dividida en dos posturas

Dentro del gabinete de gobierno han surgido distintas posiciones con respecto al nuevo proyecto, debido a su alto costo de producción. A los detractores de la construcción hay que agregar la negativa por parte del Fondo Monetario Internacional (FMI), que señala que Argentina no está en condiciones para aceptar un compromiso financiero de este tipo.

Por un lado, el país de América del Sur ha presentado una imagen de necesidad financiera ante distintos entes internacionales. Le ha pedido dinero a FMI, para equilibrar la crisis financiera; pero acepta pagar un crédito a China.

China y Argentina refuerzan sus relaciones en condiciones misteriosas y poco claras. Lo único que se evidencia son las constantes y fuertes estrategias por parte de China para penetrar en América Latina.

La nación oriental ya se ha introducido al sur del continente. En Venezuela es el acreedor más grande, con aproximadamente 28.000 millones de dólares de la deuda. Además, es el mayor comprador de petróleo de este país, sus adquisiciones representan el 40% de las exportaciones. Es claro que China busca asegurar, como sea posible, los recursos naturales de distintos países latinoamericanos; y sus consecutivas acciones para establecerse en Argentina demuestran que es un país que aprovecha las relaciones internacionales para expandirse.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra , pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
expand_less