Uno de los padres fundadores de Estados Unidos fue el político, economista, abogado y estadista Alexander Hamilton. La destacada labor de este hombre lo ha llevado a los billetes de 10 dólares estadounidenses; en reconocimiento a todos los aportes –aún vigentes– a la nación.

Alexander Hamilton fue un hijo natural, su madre Rachel Faucette abandonó su primer matrimonio cuando decidió devolverse a su lugar de origen, la Isla Nieves; actualmente San Cristobal y Nieves.

Allí conoció  a James A. Hamilton quien, por evitarle una acusación de bigamia, la abandona. Esta situación ha hecho confusa el año de nacimiento de Alexander Hamilton; pues no se tiene certeza, ni ningún papel autenticado con su año de nacimiento. Muchos historiadores afirman que nació el 11 de enero de 1755, mientras que otros en la misma fecha pero en 1757.

Educación

A los 11 años, Alexander Hamilton queda huérfano y pasa al cuidado de un primo. Ya para esa edad, Hamilton consigue trabajo en Beekman y Cruger, una firma de importaciones. Por ser hijo ilegitimo no tuvo acceso completo a la educación, aún así aprendió a leer y se convirtió en un autodidacta. Debido a una carta escrita a su padre y publicada en la Gaceta Real Americano-Danesa las colonias norteamericanas decidieron llevarlo a Boston para que se educara.

Luego de pasar por la academia Elizabethtown, Alexander Hamilton logra entrar a The King’s College (ahora Universidad de Columbia) en 1773; donde no pudo concluir sus estudios debido a la ocupación británica. A partir de allí se transformó en un militante de ideales, se destacó en la participación en la Guerra de Independencia de los Estados Unidos. Pronto fue nombrado Capitán y ayudante de campo del General Washington; a su lado ejerció como todo un político y hombre de estado.

De militar a político: lo importante son las ideas

Constitución de los Estados Unidos y Papeles federalistas

Durante su participación en la guerra, Hamilton demostró su descontento con el gobierno nacional. Fue una fuerte influencia para realizar cambios importantes en la construcción de la nueva nación. Formó parte de los redactores de la Constitución de los Estados Unidos y del Congreso de la Confederación. Allí mostró su desacuerdo con los artículos de la Confederación que impedían cobrar impuestos; y dimitió para irse a estudiar derecho.

alexander hamilton biografia

Alexader Hamiltón formó parte en la creación de Estados Unidos como país independiente.

Para que las ideas “innovadoras” que planteaba la nueva constitución fuesen aceptadas; publicó, junto James Madison y John Jay, una serie de ensayos que llamaron “Papeles federalistas”. Son 85 publicaciones en total, de las cuales 51 son atribuidas a Alexander Hamilton, según los historiadores; de allí que se le conozca como El padre de los Papeles federalistas. Estos documentos son la referencia más importante para la interpretación constitucional.

Alexander Hamilton: Primer secretario del Tesoro

Una vez que George Washington asume el cargo de presidente; Hamilton recibe el cargo de Secretario del Tesoro, el primero de la nación. Su labor sería mejorar la solvencia de un país que acaba de salir de una guerra. Lo logró haciendo que el gobierno federal tomara parte de la deuda de los Estados; fundó el primer Banco Central e impuso impuestos.

Tomando las ideas propuestas por Adam Smith y la ejecución del Banco de Inglaterra, crea el Banco Central en 1790. Con su creación elimina la moneda española de la época y ordena la creación del papel moneda propio. Ese fue el surgimiento del Dólar estadounidense; el cual se acuñó en fracciones decimales y no en octavos, como solía conocerse la moneda española. Su principal objetivo era que las personas se acostumbraran a manejar el dinero con frecuencia. En consonancia, creó la Ley de acuñación de 1792.

En su compromiso por mejorar la economía, el primer Banco de los EEUU tendría capital privado pero un quinto le pertenecería al Congreso. Sin embargo, las finanzas del Congreso no podían permitirse tal emprendimiento así que Alexander Hamilton se endeudó para continuar con sus ideales. Muchas personas se opusieron a esta idea, en general, los republicanos; disputa que sirvió luego como uno de los detonantes de la Guerra Civil estadounidense.

La siguiente propuesta fue el establecimiento de impuestos a ciertos artículos de primera necesidad y al alcohol etílico; esto con el fin de crear una economía autosuficiente y ejecutar un plan de industrialización y manufactura.

Su participación en la política exterior lo llevó a marcar las bases para el Tratado de Londres, firmado en 1794 con Gran Bretaña. Del mismo modo, convenció a George Washington de permanecer neutral en la disputa entre Francia e Inglaterra. Entre 1798 y 1799 Alexander Hamilton se movilizó en las acciones que podrían haber desencadenado una guerra entre Francia y EEUU; no obstante, el entonces presidente, Johns Adams encontró una solución diplomática.

Una oposición que lo lleva a la muerte

Hamilton se opuso a la reelección de Adams, para el momento Jefferson y Aaron Burr quedaron empatados, influyendo también en la derrota de este último. A partir de allí, Alexander Hamilton firmaría su sentencia de muerte; pues sus opiniones y contradicciones con Burr lo llevarían al duelo donde perdió la vida el 12 de julio de 1804.

Alexander Hamilton publicó grandes ensayos, tratados y leyes que constituyeron la economía de la que hoy es la primera potencia mundial. Sus proyectos sentaron las bases de una economía sostenible. Ideas que en la actualidad siguen vigentes y que en muchos casos, tal como le sucedió a Hamilton en su época, los principales detractores son las personas que controlan el fisco. Ahora, cada vez que vea un billete de 10 dólares recuerde las contribuciones de Alexander Hamilton.